sábado, 8 de junio de 2013

Desde París: "Manish Arora, Otoño/Invierno 2013-14", por Jose Luís Maseda.


Ahora que por fin parece que el sol ha perdido un poco de su timidez legendaria en esta ciudad, nada mejor que pasar del monótono gris que hemos tenido a los colores. A todos los colores.
Y para ello vamos a conocer lo que este diseñador de origen indio pero instalado en París, presenta para la próxima temporada del otoño-invierno.


Inspirándose en la energía absorbida durante su viaje al Burning Man de Nevada (intenso evento anual de arte en Estados Unidos), Manish Arora recrea un mundo imaginario en el que la gente celebra y respira arte sin ningún tipo de prejuicio.


Los estampados progresan desde la representación del inmenso paisaje del Estado de Nevada, hasta la mezcla de algunos de esos mismos elementos, como son las nubes o el azul del cielo mezclado con motivos acidulados y geometría multicolor.


Estos dibujos y cortes geométricos surgen de las psicodélicas formas encontradas en las obras vistas en el certamen artístico, y que han sido traducidas al cortar las prendas con láser y recubrirlas de bordados de abalorios y cadenas, para hacer también un guiño a su tradición cultural india (hecho presente del mismo modo con los accesorios, como con los turbantes en cuero y las joyas).


Las formas que recogen estas ideas se convierten en vestidos péplum y faldas que dan una nueva línea al cuerpo, y que se acompañan de sudaderas, tops oversize y abrigos amplios que contrastan con pantalones ajustados o faldas tipo lápiz.


Todo incluyendo materiales nuevos en las colecciones de Arora, como el punto en vestidos plisados, o el lúrex, el terciopelo de algodón, el neopreno, el crêpe de seda o el cuero, y también presentando una línea de lencería concebida en colaboración con la firma Insensée, o las joyas de mano de la marca india Amrapali.


Si volvemos a los colores, esos que tanto estamos echando de menos, la paleta utilizada integra varios tonos de azul (el cielo inspirador), el inevitable negro y el verde como base para colores mucho más estimulantes, como son el rosa chillón, el naranja fluorescente el color mostaza o el verde ácido.
Con cromoterapia así, hasta casi que apetece que vuelva el invierno. Pero solo casi.

5 comentarios:

ZEPETIT dijo...

Que buena pinta!

Zepequeña/Aitzi.

ZEPETIT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maite dijo...

Casi que si apetece jeje Me gustan esas formas psicodélicas.

Cheska dijo...

Que colores mas bonitos! si todos se animasen a hacer colecciones asi para mi los inviernos serian distintos.

Un beso pirata :)

Mayte de la Iglesia dijo...

Oh, la, la, laaaaaa y qué bonito todo!!
"Mancanta".
Gracias por tan instructivos posts.