lunes, 25 de mayo de 2015

La hora italiana

Por Pablo Paniagua


La semana pasada Panerai nos invitaba a descubrir su nueva colección en un marco único, el Palacio de las Alhajas de Madrid, con un cocktail ambientado en la maravillosa época de los años 40.

¿Quieres ver más imágenes de la fiesta y descubrir al detalle las ediciones limitadas de la casa de lujo italiana?
 Sigue leyendo y disfruta de una vuelta a una época cargada de creatividad.

Cada reloj Panerai tiene una historia que contar. Los detalles expresan el vínculo con el pasado de la marca y con todos los elementos que, con el paso del tiempo, han conformado su inconfudible identidad. Desde la apertura del taller Panerai en Florencia en 1860 la antigua tradición artesana, su adaptación hacia la modernidad y su vínculo con la Real Marina Italiana, han dado origen a relojes e instrumentos de precisión en un tiempo en el que la excelencia del diseño italiano crecía a nivel internacional. 
La historia más reciente de Oficien Panerai ilustra la transformación de un reloj de época poco común, objeto de deseo de los coleccionistas, en una verdadera marca de relojes deportivos de lujo, reforzada por el conocimiento y la pericia de su propia Manufactura de Neuchâtel, donde, en pocos años, Panerai ha desarrollado toda una gama de movimientos, haciendo su colección más amplia y surtida que nunca.
Y ahora vamos a ver al detalle las piezas exclusivas que se presentaban, como el Luminor 1950 Equation of Time 8 Days Acciaio y el Radiomir 1940 Equation of Time 8 Days Acciaio. Del Luminor, con la correa de aligator marrón de época, saber que se han puesto creado sólo 100 unidades para todo el mundo, un reloj fabricado íntegramente por Panerai de movimiento mecánico de cuerda manual con 31 rubies en su maquinaría, está realizado en acero pulido, fondo cristal de zafiro transparente, cristal de zafiro hecho de corindón y con el dispositivo de corona que es patente registrada de la marca y una de sus señas de identidad. Los amantes del Radiomir están de suerte ya que la casa ha puesto a disposición de sus clientes 200 unidades a nivel mundial, al igual que su compañero fabricado íntegramente por Panerai, con movimiento mecánico de cuerda manual con 31 rubíes en su maquinaria interior y dispositivo de antichoque KIF PARECHOC, fondo en cristal de zafiro transparente, con correa de piel de aligator negra y cristal de zafiro hecho de corindón.
En la línea Luminor Sumersible , de la que se han puesto a la venta de cada referencia 1000 unidades, la estrella indiscutible es el 1950 Carbotech 3 Days Automatic, de movimiento mecánico automático, realizado íntegramente por Panerai con 28 rubíes en su maquinaria, caja de 47 mm realizada en carbotech lo que hacen que al ser un material dotado de vetas naturales convierten a cada pieza en un modelo excluisvo, ya que no hay dos cortes iguales. 
 Y para terminar lo haré con uno de los modelos emblemáticos de la casa, el Mare Nostrum que en esta ocasión se presenta en titanio satinado siendo un reloj de mecánico de cuerda manual, 22 rubíes en su maquinaria, dispositivo antichoque Incabloc, dotado con regulador de cuello de cisne y que viene con una exquisita correa de piel de becerro Ponte Vecchio marrón oscuro. Todo ello rematado por una hebilla trapezoidal de titanio satinado, siendo este elemento otra de las señas de identidad de la casa florentina.
Gracias a Panerai por la velada de la semana pasada y muchas gracias a todo el equipo de la casa que han hecho posible que haya podido fotografiar estas joyas al detalle.

3 comentarios:

Pretty Little Lawyer dijo...

Qué bonitos son los relojes. Unas fotos encantadores.
Un besito :)

Pretty Little Lawyer

Mary María dijo...

Jeje qué chulo!! Ten una buena semana cielo!!

Lee mi último post aquí!

¿Nos seguimos? Házmelo saber y yo haré lo mismo:
Mi blog | Bloglovin

♥‿♥

Maite dijo...

Yo voy por la vida sin reloj así que no los conocía, pero reconozco que son muy bonitos y elegantes, incluso los deportivos. Siempre se aprende algo, merci!