sábado, 15 de diciembre de 2012

París en Navidad

Por José Luis Maseda.

Cuando llega la temporada navideña, además de recibir al frío (polar), esta ciudad desde la que te escribo se pone todavía más bonita si cabe. Y es que este es el momento en el que su apodo de “Ciudad de la Luz”alcanza su apogeo.
Luces, luces y más luces (LEDs y energías ecológicas cada vez más) y un éxtasis visual por descontado deslumbrante que adorna cualquier calle, desde la más pequeña hasta ese tremendo paseo de la fama que son los Campos Elíseos, cuya tradicional iluminación este año inauguró la modelo y actriz Diane Krueger.



Y además del gigantesco árbol de Navidad instalado en plena Place de la Concorde (el más alto de Europa con 35m de altura, y que en la foto ves todavía sin terminar de vestir), lo que también indica que llegan las fiestas de fin de año a la capital francesa son los escaparates. Esas trampas atrapa-turistas para aquellos que por calendario, llegan en plan tsunami por miles.
Y si tenemos que hablar de escaparates casi mitológicos, no podemos olvidar los “Magasins”, los grandes almacenes de la ciudad. Si por un lado tenemos al BHV (del que te hablé la semana pasada) y al Bon Marché, las dos estrellas de la temporada son siempre Printemps y las Galeries Lafayette.


Almacenes vecinos y situados detrás de la Opera Garnier, rivalizan siempre en creatividad, lujo y gancho comercial. Si cuentas el infinito número de personas que pasan por sus aceras (y entran para comprar) durante estas fechas, podrías imaginarte un poco el beneficio en ventas. Incluso podrías contribuir tú también. Eso sí, si consigues sobrevivir a semejante marea humana. Aprovecho para decir que a pesar de haber visitado los escaparates por la mañana y no en hora punta, casi perezco en el intento siendo arrastrado por la multitud. No quiero ni pensar lo que debe ser intentar estar ahí un sábado por la tarde. La vida del pirata es apasionante, pero no hay que ser tampoco inconsciente. En fin.

El caso es que si para la decoración de sus escaparates navideños del año pasado los almacenes Printemps y las Galeries Lafayette echaron mano de la colaboración de firmas como Chanel y Lanvin, este año han elegido volver a colaborar con dos “monstruos” de la moda francesa: Dior y Louis Vuitton respectivamente.


Junto a una fantástica campaña fotográfica obra de los no menos fantásticos Mario Testino y las modelos Sui He y Carolyn Murphy, los almacenes Printemps presentan sus navidades bajo el lema “Noël, inspirations parisiennes by Dior” (Navidades inspiradas en París, por Dior). Y en sus escaparates, diferentes escenas temáticas (los jardines en invierno, la ópera, los tejados de París, la Avenue Montaigne…) recreadas por un conjunto de productos de la lujosa firma que hacen que se te caigan los ojos: relojería, joyas, perfumes, bolsos, zapatos y majestuosos vestidos de alta costura que llevan maniquíes sin rostro, y que también han producido en miniatura para vestir a las decenas de muñecas de trapo que dan vida a dichas escenas.




Curioso resulta ver un breve resumen de algunas de sus colecciones estrella y ver modelos perfectamente identificables creados por los diferentes directores creativos (menos Gianfranco Ferré), desde el propio Monsieur Christian Dior, hasta John Galliano, Bill Gayten y el recién llegado Raf Simons. Simbología total y absoluta.





Por su parte, las Galeries Lafayette han tirado la casa por la ventana, y jugando a las Olimpiadas del lujo se han llevado las medallas de bronce, plata y oro directamente. Como te lo digo, verás.
Celebrando el 90° aniversario de su famosa cúpula y el recién renovado espacio creado por el arquitecto Bruno Moinard, el indispensable y gigantesco árbol de navidad de 21 metros que se sitúa bajo ella se ha cubierto en todo su esplendor este año de más de cinco mil estrellas de cristales Swarovski, centelleando más que nunca y pidiendo prácticamente que lleves gafas de sol dentro del recinto. Brutal.



Pero aún hay más, colaborando con Disney y siguiendo el proyecto que esta mega empresa americana ha realizado con los más famosos grandes almacenes del mundo (Harrods en Londres y Barneys en Nueva York), han dedicado parte de sus escaparates a las Princesas Disney, recreando el ambiente onírico de estas protagonistas de cuento, contando incluso con la presencia de una de ellas, la misma Cenicienta.


Y por si esto fuese poco, y bajo el lema “Le Noël du Siècle” (las Navidades del siglo), las Lafayette se cogen de la mano con la firma Louis Vuitton que, reinterpretando ese lema, imagina una gran verbena circense e invade los escaparates con maniquíes y múltiples animales (a tamaño natural) quienes llevan prendas y accesorios de la firma, mientras se rodean de un interminable número de mini animadoras y majorettes (vestidas de Louis Vuitton, claro).


Si te digo que el día de la inauguración de estos escaparates, durante los primeros días de noviembre, la estrella invitada junto a la modelo Loulou Robert fue un elefante real “vestido” de Vuitton, imaginarás hasta qué punto llega el nivel de importancia de la decoración navideña en esta ciudad glamour… oh, là, là… Paris.
Y si aguantas bien el frío y la muchedumbre, lo que no entiendo es como no te vienes ya.

4 comentarios:

Maite dijo...

Que gozada de escaparates!!

Cheska dijo...

Pues eso digo yo, que hago yo aqui pirata que no me voy para mi sueño, el trabajo me lo impide pero te aseguro que no me quedare con las ganas de pasar alli unas Navidades seguro que llegara mi oportunidad.
Si te quedas te deseo unas felices fiestas pirata, disfruta mucho. Feliz Navidad!

Bss
vistetedeseda.blogspot.com

Amanda Avero dijo...

Yo quiero!!! yo quiero!!!!
amante de la navidad, de Francia y de la moda! oh la la!!

www.sweetfreckles.blogspot.com

Mayte de la Iglesia dijo...

Ya te podría traer un cachito!! jejejej
Se ve claramente la competencia entre firmas... cada una acaparando escaparates!! Que bueno!!

Gracias por tus fantásticos posts.
Mayte