sábado, 1 de diciembre de 2012

El hombre Christian Louboutin en Londres

Por Jose Luís Maseda.

Como doy por hecho que ya conoces mi pasión por el calzado, voy a compartir una buena noticia, y es que Christian Louboutin, el zapatero prodigioso que levanta pasiones internacionalmente, acaba de inaugurar otra de sus boutiques, exclusivamente de calzado masculino, en Londres, la capital británica. 


Sabes que usualmente que te cuento lo que en cuanto a moda sucede en la capital francesa, pero claro, siendo francés el creador de su firma homónima y estando Londres a un tiro de piedra de París (a algo más de dos horas en tren) este evento bien merecía una escapada. Vamos.
La firma de Christian Louboutin (léase lubután, por favor) fue creada en 1992, hace exactamente veinte años, cuando se abrió la primera tienda de la marca en pleno centro de París, muy cerca del Musée du Louvre, hasta llegar a tener sesenta y cinco boutiques a nivel mundial en la actualidad.


Los primeros modelos de calzado masculino fueron lanzados en la primavera del año 2010, como progresión lógica del hecho de haber realizado zapatos para sus amigos, y visto el éxito y la demanda del público, se inauguró en París la primera tienda exclusiva para hombre al año siguiente, justo al lado de la de mujer. A ésta le siguieron en este año 2012 las de New York, Los Ángeles y ahora la de Londres.


Situado en la Dover Street del emblemático barrio londinense de Mayfair, este nuevo espacio de aproximadamente 170 metros cuadrados ocupa un fabuloso edificio de estilo Georgiano. La decoración interior, realizada en colaboración directa entre el propio Christian Louboutin y el gabinete de diseño neoyorkino 212Box, combina perfectamente el carácter y solera de un edificio tal, con el dinamismo del universo Louboutin.

Al entrar a la primera de sus dos plantas te da la bienvenida una alfombra roja, al más puro estilo de la marca que hace además que te sientas como una celebrity. La decoración se engloba idóneamente en un contexto masculino, con diferentes espacios en los que se distinguen los materiales utilizados, tales como la madera de Tiikeri para el mostrador central o los muebles de la firma independiente de diseño londinense Squint, autores de los fantásticos sillones.

 El toque galo viene dado por la curiosa alfombra de piel de tigre (artificial, por supuesto) bordada a mano y obra del artista Jean-François Lesage, así como los exquisitos paneles con piezas de cuero romboidales, que combinan diferentes texturas de piel con piezas metálicas creando relieve y que ya existen en su tienda parisina para hombre.


Unas escaleras dan acceso a la segunda planta, espacio mucho más íntimo para las ventas con cita previa, en el que se denota la diferencia de ambiente con mostradores concéntricos y alfombras azul turquesa, y unos fantásticos asientos para, ahora sí, caer en la tentación sin prisas.
Si sueñas con suelas de color rojo, no resistas, es una epidemia. Pero puedes encontrar tratamiento (que no cura) a partir de ahora también en el número 35 de Dover Street, de lunes a sábado y de diez de la mañana a siete de la tarde, en Londres. You’ll love it.

6 comentarios:

Antonio Ruiz dijo...

I love Louboutin!

http://polinique.blogspot.com.es/2012/12/older-untidy-room.html

mentalhesitation dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu! qué ganas de coger un avión e ir para allá!jejejej
muaks!

Street Watches dijo...

me gustan los de animal print con tachuelas y los de cuadros con tachuelas negras en la punta.

Mayte de la Iglesia dijo...

Como me gustan las colecciones que hacen para hombre!! Casi más que las de mujer.
Gracias por tus posts.

Cheska dijo...

Comparto la misma opinion que Mayte, me gustan mucho mas las colecciones de hombre que la de mujer.
Y tu pirata te adjudicaste tus suelas rojas?

Un beso

Maite dijo...

Son una pasada! Yo también me apuntaría ;-)