martes, 10 de noviembre de 2015

De Bar en Bar por Madrid

por Mayte de la Iglesia

Madrid es una ciudad fascinante con una vida diurna y nocturna increíble.
Y no, este no es un post propuesto por el Ayuntamiento para sacar a relucir una de sus partes más atractivas para todo el que aterriza en la ciudad, sino que viene a ser una pequeña guía sobre los bares, coctelerías y restaurantes que más me fascinan, no sólo por lo que sirven, también por ser genuinos, haber sobrevivido al paso del tiempo o ser los nuevos referentes.

Las próximas semanas voy a recibir visita en la ciudad así que ya estoy preparando donde les llevaré.
Sigue leyendo, y vente de paseo por Madrid.

Por cierto, en la imagen total look de CARREFOUR TEX .



Cuando llegué a Madrid pasé un tiempo como loca por descubrir cada bocado de gastronomía que me podía ofrecer la ciudad. Los fines de semana eran bacanales y rutas para ir a degustar nuevos restaurantes.  Probar la mejor tortilla de patatas de la ciudad (para mi gusto, la de JUANA LA LOCA), ir a tomar cocido en el conocido LA BOLA, que es justo el esquinazo que sale en estas fotos, no quedarme sin saber de qué iban los huevos de LUCIO, probar la cocina de los mejores chefs de la ciudad (Dario Barrio, Ricardo Sanz, Paco Roncero, Sergi Arola... Aprovecho para comentar que mato por ir a Diverxo, pero no hay manera), ir a la cata y captura del típico bocadillo de calamares (reconozco que los de El Brillante están muy buenos, pero menuda hartada con los precios), dejarte llevar por el universo hipster de la buena decoración y la mala restauración, así como la tendencia de las tartas antioperación bikini... Y aunque ahora estoy un tanto más relajada en lo de ir a probar cada restaurante monísimo que se abre en la ciudad, no puedo evitar organizar la agenda cuando llegan visitas, y por supuesto donde iremos a desayunar, comer o cenar. Estos son algunos de mis lugares predilectos.


-DESAYUNOS-

Aunque entre semana rara vez desayuno fuera de casa, es cierto que se ha puesto de moda, entre otras cosas porque resulta más productiva la jornada, quedar preferiblemente a desayunar antes que a comer para tratar temas de trabajo. Digamos que así se interrumpe en menor medida el ritmo de trabajo. Y por eso, hay bares que ya se han convertido en míticos para estos menesteres. Por ejemplo, las chicas de Condenast suelen citarte en BAR TOMATE (C/Fernando el Santo nº26), que les queda junto a la oficina y todo está buenísimo. Yo suelo pedir la tostada con tomate y jamón. O si te reúnes con gente que trabaja por la zona de Salesas, pues está claro que acabarás viéndote en MAMÁ FRAMBOISE (Fernando VI, nº23).

Pero si me toca elegir a mi, algunos de mis predilectos son LA REVOLTOSA (Plaza del Rey), que nos encanta porque dentro es muy agradable (foto superior), pero sobretodo porque en cuanto sale un rayo de sol nos apalancamos en la terraza, o bien en LA BICICLETA CAFÉ (Plaza de San Ildefonso 9, foto inferior), donde uno no puede decir que tengan los camareros más majos del mundo, pero es cierto que la carta de desayunos está genial y tienen todo tipo de "pijadas" en cuanto a leches, azúcares y demás, y mi preferido de los preferidos, LA ARDOSA (Colón 13), donde un día me llevó mi jefa a probar la tortilla de patatas y me convenció de lleno para un proyecto que quería llevar a cabo.

Aunque para los desayunos de madrugada, nada como un chocolate con churros en SAN GINÉS (Pasadizo de San Ginés). Este para todos los que deambulan por el centro, que yo ya me quedo con la chocolatería que tengo en mi barrio.


 -GRANDES CHEFS-

Madrid tiene la posibilidad de conocer la cocina de diversos chefs con estrella Michelin. Personalmente me encantó cenar en la cocina del antiguo restaurante de SERGI AROLA, degustar el sushi más delicioso y sorprendente del planeta en KABUKI, pero un sitio que se lleva la palma es La  Terraza de El Casino de Madrid, primero por el propio edificio, y luego porque los platos de PACO RONCERO no decepcionan (foto superior) y algo relevante, tampoco te quedas con hambre.

El último que he podido probar fue RAMÓN FREIXÁ gracias a una cena organizada por la firma de vajillas Vista Alegre (foto inferior), y la verdad, genial. Hacía tiempo que quería visitarlo y cuando menos lo esperas, surge la oportunidad.



-TARTAS-

Las mentes y estómagos golosos, no voy a mentir, en Madrid no tienen de qué sufrir. Desde irte a por la típica palmera de chocolate de LA MALLORQUINA (Calle Mayor, 2) a hacerte un campeonato para descubrir dónde hacen la mejor versión de tu tarta favorita. La mía, la de zanahoria. Así que ahí van alguna recomendaciones:

-PEGGY SUE´S, en la foto de arriba, esperando a que alguien le hinque el diente, eso, si no te decantas por unas tortitas con sirope.
-SAPOREM (Hortaleza 74 // Ventura de la Vega 5), siempre deliciosa, especialmente ahora que tienen en marcha lo que ellos llaman Cakes and Tonics, cada sábado por la tarde, donde te puedes tomar una pedazo de tarta, con una bebida, te invitan a una manicura exprés y todo por 10€.
-MURILLO CAFÉ, calle Ruiz de Alarcón 27, el cual tenía muchas ganas de probar y aunque aquel día con todo lo que había zampado no me apetecía postre, al final no pude resistirme al pintón de la tarta de zanahoria y... ¡¡Maravillosa sorpresa!! Premio, la mejor de toda la ciudad. Y con eso, no creo que haga falta que os cuente más.


-COPAS-

¡Qué divertida es la noche madrileña! Lo dice la leyenda, pero lo podemos testificar los que aquí vivimos. Y para que la cosa vaya bien, nada como elegir correctamente dónde ir a tomar las copas.

Como por ejemplo, THE PASSENGER (Calle del Pez, 16), que a la entrada tiene aspecto de pub inglés, pero en su interior te aguarda un espacio que recrea el interior de un vagón de tren y la sensación real es la de estar en uno de verdad gracias a las proyecciones.

Sin salir de la calle Pez, en el número 36, está ADAM & VAN EEKELEN, difícil de recordar el nombre pero sencillo de volver a encontrar una vez has estado allí porque es inolvidable el ambiente.

Y en el mismo barrio, Malasaña, donde casi cualquier garito está bien, uno en concreto, de lo más especiale por no haber caído en la ya aburrida rutina de copiar la decoración de los locales de Nueva York y porque hacen unos daiquiris de caerse de la silla de bambú, ya que aquí la decoración es de lo más retro-hawaina al estilo americano de los años 50 que te puedas imaginar o encontrar por estos lares. Bienvenidos a COCONUT BAR (Calle San Roque, 14), y prepárate para bailar el ula-ula.


-CÓCTELES-

Amantes de los cócteles, especialmente del bloody mary, que levanten el brazo. No es fácil encontrar buenas coctelerías... vale, vale, si descartamos CHICOTE, JOSE ALFREDO o LE COQ, los tres mitiquísimos de la ciudad. ¿Pero quién ha tomado el relevo en estos menesteres? Pues sin dudarlo MACULATO (Calle Argensola), donde puedes pedir lo que te venga en gana, no hace falta que tenga nombre, simplemente dándole algunas referencias al coctelero sobre lo que te apetece beber, él creará algo que te sorprenda. Para vivir esta experiencia, mejor entre semana, los fines de semana está de imposible para arriba. Otra opción es LE CABRERA, en Bárbara de Braganza 2, pijo, pijísimo, ideal, idealísimo, con cócteles buenos, buenísimos y tapas deliciosas, deliciosísimas.


¿Qué? ¿Cómo vais de recomendaciones? ¿Os apetece seguir de ruta?
Yo con mi vestido estampado geométrico en blanco y negro de la colección #Carrefourtex para este otoño/invierno sigo disfrutando del Madrid más gastro.


-MARISCO-

Siempre se ha dicho que el mejor marisco no está en Galicia sino en las grandes ciudades, bueno, es normal, el público y perfil de ciertos restaurantes lo reclama, pero ¿sabes dónde ir a disfrutar de este manjar sin caer en las típicas marisquerías? Pues yo os propongo la barra de LUZI BOMBÓN (Paseo de la Castellana, 35) para degustar un buen king crabe, ostras o erizo de mar, a modo de aperitivo, para luego continuar con su carta habitual.


-BAGELS & BURGERS-

Desde que las hamburguesas se convirtieron en manjar elitista dejando de lado su faceta de comida rápida han proliferado restaurantes por doquier que las sirven como su plato principal con carnes exquisitas, panes gourmet y combinaciones de sabores llamativas. Pero, antes de que la moda fuese moda ya había algunos lugares que se habían ganado su buena fama por servir deliciosas hamburguesas, como es HD, de la Calle Guzmán el Bueno 67, mi hamburguesería favorita por el ambiente y decoración, ya que mantiene su esencia original de bar de barrio de toda la vida, y en el plato, o mejor dicho, en la bandeja, sirven las hamburguesas más ricas de toda la ciudad. Si queréis ir probarlas, lo mejor es reservar porque suele estar hasta arriba.

Otra opción, también muy de moda, son los bagels. Todavía no nos han invadido y no es común encontrarlos en carta, pero tiempo al tiempo. Que cuando les da por algo... nos lo ponen hasta en la sopa. Pero a lo que iba, si os apetece probar unos buenos bagels os recomiendo CAZADOR BAR, Calle Pozas 7, que además de hacerlos deliciosos, están fenomenal de precio y para terminar tienen unas tartas de infarto. Todo casero.


-PICOTEO FINO-

Salir a picar algo ha dejado de ser cosa de chopitos o bravas para ser más una cuestión de humus, pan de cristal con embutido fino y sobre todo ensalada césar (¿No os habéis fijado que hay ensalada césar en todo los bares hipsters?). Sí, Madrid ahora se cree que es Brooklyn, y cada vez hay más sitios "monis" con poca carta de mercado y mucha chorradita fría que picotear a cualquier hora para saciar los estómagos más cools de la ciudad. La verdad, es que como buena catadora de novedades me he pasado por (casi) todos ellos, en algunos he repetido, en otros mejor olvidar la experiencia (en mi lista de recomendaciones no entra Bar Galleta o el libanés Habibi), pero en general decir que para sorprender a amigos que están de visita por la ciudad pues vienen muy bien, ya que casi todos están por la zona de Malasaña y aquello es un hervidero de almas cada fin de semana, con el ambientazo que eso supone y sobre todo que uno se puede dedicar a hacer ruta.

A incluir en esta: NAÏF SANDWICH & BAR, en Plaza de San Joaquín 16, de donde sale esta foto, la pizzeria PIZZA AL CUADRADO, Calle Ballesta 10, donde no sabrás qué pizza pedir, lo bueno es que como va al corte, puedes pedir de todas en porciones pequeñas, la cevichería MAR PICANTE, en Calle San Joquin 4, que no os despiste el hecho de que conserve su fachada antigua de bar de la zona, los productos de panadería griegos de GREEK & SHOP, Corredera Alta de San Pablo 9, especialmente la spanakopita,  y los vinos del HAT BAR, Calle San Lorenzo 5, donde realizamos esta editorial.

 Y vuestras recomendaciones ¿cuáles son?



4 comentarios:

Alexandra Castro G dijo...

muy guapa, me encanta el outfit, feliz semana te espero en mi blog :)

www.alexandracastrog.blogspot.com

Cheska dijo...

Oye pues ne he anotado varios que no conocía, gracias ;)

Maite dijo...

Menos mal que hace poco he acabado de comer porque madre mía mmmmm

TRAVEL dijo...

Que linda!
Dia ideal