martes, 2 de diciembre de 2014

COMPRAS MODÉLICAS


Las modelos son otra especie. 

Su agenda, sus compromisos, sus relaciones, su modo de vestir, todo está condicionado por el estilo de vida que marca el hecho de dedicarse a trabajar en moda como modelo y por lo tanto podríamos decir que sus compras son "modelicas", no porque sean las mejores comprando (que en cierto modo, sí se les da muy bien gracias a todo lo que aprenden al lado de las firmas para las que trabajan), pero sí porque hay cierto tipo de productos que para una modelo son imprescindibles y nunca fallan a la hora de hacer una buena compra e inversión destinada a ser inconfundibles por su estilo e incluso a mejorar en su trabajo.

Hace poco estuvimos en Las Rozas Village un grupo de amigas modelos, y allí estuvimos dándole al fashion shoppineo. ¿Quieres saber cuáles fueron sus predilecciones? Sigue leyendo que te las cuento todas.




-LOS MAXI BOLSOS-

Porque en un bolso, si eres modelo, irá toda tu vida, o al menos la necesaria para sobrevivir a una agenda diaria que suele tener castings (a los que a veces debes llevar material específico que vestir), sesiones de fotos, desfiles, maquillaje, zapatos de tacón, un libro, algo para comer... o cualquier capricho puntual, como ahora son los perros en tamaño mínimo.

Así que lo primero que suele comprar una modelo es ESE bolso, en un tono básico, un tamaño entre medio y grande, donde pueda llevar sus elementos de supervivencia laboral. Los de Armani, Burberry,  Gucci o Loewe no fallan entre los predilectos.


-EL CALZADO-

Entre dos mundo, el del zapato plano y el de tacón, viven las modelos que siempre necesitan por un lado de un zapato súper cómodo como son las bailarinas, las de Pretty Ballerinas, por ejemplo, porque además tienen básicos o mil estampados en tendencia y no pesan nada, o bien los botines, para la temporada de invierno, que utilizan para caminar durante horas de casting en casting, en los cuales mutan y se suben a un buen par de tacones, a ser posible de marca,  como estos de Dolce & Gabanna, porque lo directores de casting evalúan muchas más cosas de las que parece (estilo, cómo se expresa y comunica la modelo), y así demostrar ante los clientes qué tal desfilan. Yo siempre les digo a las modelos que comienzan que su primera inversión ha de ser unos buenos zapatos de tacón que sean espectaculares y cómodos al mismo tiempo.


-EL LBD-

Rey en nuestro armario desde su aparición (aquí una guía a cerca de su creación e historia en el tiempo y las modas) el vestidito negro es el gran salvador para cualquiera que necesite cubrir algunos compromisos, pero además las modelos lo utilizan a modo de salvavidas a la hora de vestir, dándole mil reinterpretaciones, tanto si es para un casting con unas botas rockeras, una fiesta combinado con taconazos o una mañana de brunch si le añades un jersey, además de ahorrar mucho espacio y peso en las maletas. Con dos vestidos negros puedes crear diversos looks y no complicarte en exceso, solo necesitas llevar uno más informal y otro un tanto más sofisticado como este de Dolores Promesas.


-LAS JOYAS-

Pendientes de estética punk, maxipulseras, multitud de anillos... a las modelos, como a todas las mujeres les apasiona el bling-bling. Si bien es cierto, que en los trabajos no está permitido llevar ninguna joya, y que es un poco engorroso el hecho de quitarse todo, dejarlo a buen recaudo, y luego colocártelo de nuevo, no hay ninguna que no muestre su anillo preferido, la pulsera que tanto le recuerda a alguien especial o la arandela/piercing que le da ese toque rompedor, y en Aristocrazy dieron con todas esas piezas que andaban buscando.


-LA MALETA-

Eterna compañera de viaje, las maletas en la vida de una modelo no son una compra cualquier, es más bien una especie de matrimonio. Queda prohibido comprarse una en el chino de debajo de casa. Será lo mismo que tirar el dinero porque no aguantarán un paseo. Con una media de 15 viajes mensuales (como mínimo) se necesita de una maleta de calidad, que pese lo mínimo cuando está vacía, que tenga unas buenas ruedas, un tirador largo y que no sea demasiado llamativa. Yo mi primera maleta cuando comencé a trabajar en moda fue de Samsonite que compré en La Roca Village, y 15 años ha aguantado (eso sí, destrozada externamente) sin dar un solo problema de ruedas, cremallera o tirador hasta que un día se cansó de viajar y llegó una nueva. Anda que no me costó olvidar las cualidades y entendimiento al que había llegado con la anterior. Un curso de maletas tuve que hacer. :D


2 comentarios:

Flor Uceda - Directora en Talent Management Agency dijo...

Todo lo comprado es para el trabajo. Ahora tienes que hacer una segunda parte que cuente las compras modelicas cuando no se compra pensando en el trabajo.

Me ha encantado la entrada.

Maite dijo...

No comparto profesión pero si gusto por sus compras jejeje