domingo, 28 de septiembre de 2014

Mesa Redonda Madrid es Moda Conde Duque

*Foto Pablo Paniagua*

La semana pasada, el centro Conde Duque organizó unas jornadas vinculadas a la moda, del 10 al 20 de septiembre, con desfiles, como el de María de la Fuente o el de los alumnos de último curso del Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid de la Universidad Politécnica, exposiciones con piezas de todos los diseñadores presentes en MBFWM bajo el paraguas organizativo de ACME (Asociación Creadores de Moda de España), proyección de películas, como Yves Saint Laurent (tenéis que verla, me encantó), y diversos debates o mesas redondas.

Invitada por Charo Izquierdo, quien hizo una excelente labor como moderadora, nadie como ella sabe ir al quid de la cuestión, y junto a Jesús Maria Montes, director de Flash Moda de TVE, Pedro Mansilla, periodista especializado en moda, y Natalia Bengoechea, estilista y directora de moda, estuvimos charlado sobre "Moda y Medios de Comunicación".

La tarde del jueves 18 de septiembre la verdad es que desmerecía. Fue el primer día de lluvia y con ella vino el fresco. Además se celebraba la VFNO, así que me imagino a todas esas fervientes seguidoras de la moda más preocupadas por escoger el look de la noche que por conocer un poco más sobre este negocio y su necesidad, como valor intrínseco, con el universo de la comunicación, con lo cual nos quedó un tanto desangelado el auditorio pero creo que para los asistentes fue interesante escuchar tan diversas opiniones.

Como el evento no está grabado, ni se retransmitió en streaming, no os voy a poder reproducir la charla tal cual, pero sí os voy a comentar algunas notas que me parecen interesantes, basadas en tweets que se subieron a las RR.SS y el guión que Charo Izquierdo preparó. Comenzamos....

 ¿Vivimos hoy más informados que nunca en cuestión de moda?

¿Están bien formados los periodistas que informan 
sobre moda en nuestro país?
¿Ayudamos los medios de comunicación 
a que las marcas vendan moda?





Ya os lo dije, la cosa viene pisando fuerte, y es que la moderadora sabe por dónde abordar.

A la primera pregunta, si vivimos más informados que nunca en cuestiones de moda, mi respuesta es un sí absoluto. Sobre todo si te interesa la materia en sus 360º. Otra cosa, es que gran parte de esa información tenga un valor relevante y no sea perecedera. Esta reflexión la hago porque un amigo que se dedica a otros menesteres laborales (banca y política, los verdaderos motores del planeta) se ríe, y mucho, cuando esa información de moda que a mi me sobresalta, me aturde, me colapsa la agenda, me emociona, la distribuyo por mis RRSS, la considero un hito de los que marcan historia, me roba las horas de sueño para trabajar en pro a ella... resulta que más allá del círculo de gente que como yo se dedica al tema, no tiene ninguna relevancia. 
¡¡Es muy fuerte que te digan eso!! ¡¡Plash!! En toa la cara. Pero también te hace recapacitar a cerca del esfuerzo o el protagonismo que creemos merecer, como sector, dentro de los medios de comunicación. ¿Qué opináis vosotros? Porque, por ejemplo, este año el volumen de noticias publicadas en prensa con motivo de la MBFWM había bajado de manera considerable con respecto a otras temporadas.  (Ya sabéis que desde hace unos meses no contesto a los mensajes por falta de tiempo pero que conste que os leo siempre).

La siguiente cuestión, si los periodistas de moda de nuestro país están bien formados, como podéis imaginar el tema rápidamente tomó otro camino, el del intrusismo profesional. Después de reconocer que yo soy una de esas intrusas, decir que a mi la formación que se recibe en este país me parece de gran calidad pero quizá los medios en los que se acaba trabajando ya tienen un formato preestablecido que obliga al nuevo a seguir ese patrón de contenidos e información. Una revolución en ese sentido no estaría mal.

Sobre si los medios de comunicación ayudan a las marcas a vender, por supuesto. La noticia, la aparición en editoriales o bodegones, la mención en TV, los posts... todo ayuda a posicionar a la marca y por lo tanto a potenciar ese deseo de compra.
Para mi en concreto se debe más de un impacto visual del producto, que puede ser a través de una foto en una revista, bien si lo lleva una modelo, una famosa o en bodegón, los estilismos de una blogger, las imágenes del Instagram de una marca... lo que hace incrementar el deseo por adquirir ese producto, que quizá las características del mismo redactadas. 
De hecho, muchas marcas, desde su gabinete de prensa en cada país, recopilan de antemano la información que se va a publicar en los medios de moda tradicionales durante los meses venideros para hacer una previsión de producto, porque de manera habitual se suele producir un efecto demanda tras la aparición en el medio. ¿Quién no ha ido con una revista o pantallazo a buscar algo en concreto en una tienda?
Y en el segmento online, no es que se espere, es que casi parece una obligación gracias a poder redirigir palabras clave a la shop online de cualquier marca y que se produzca el "milagro" de la venta. Lo cual ha generado un nuevo tipo de monetización de contenidos a través de las comisiones de venta, que no solo los blogs han aceptado de muy buena gana gracias a su poder de prescripción, sino que también las revistas en su formato ".com" se han apuntado a ella. 



Sigamos....

¿Están los medios muy, digamos, mediatizados por la publicidad?

Vamos a ver, sin publicidad el engranaje de un medio no podría subsistir. ¿Alguien se ha planteado cuanto del coste que invertimos al comprar una revista va a las arcas de la misma? Muy poco o nada. Hay que pagar la imprenta, los distribuidores, el kiosquero.... Así que de no ser por la publicidad y los diversos formatos en los que ha ido evolucionando yo creo que ningún medio podría seguir adelante.
¿Eso hace que la publicidad mande sobre los contenidos y opiniones? Pues hombre, sí que los condiciona. Porque como dice el refrán no muerdas la mano que te da de comer, pero eso no significa que no se pueda hacer crítica o contenidos polémicos, todo depende del enfoque que se le de. O de las ganas de no quedarse publicando sota, caballo y rey.

¿Estamos contribuyendo los medios a formar
 sobre la cultura de moda?

La moda en mayúscula, la cultura sobre esta, la historia, la industria de la moda o las tendencias, estilismos y por último la ropa que encontramos en las tiendas, para mi están en niveles diferentes, cosa que la gente no suele diferenciar. Y, obviamente, no a todo el mundo le interesan todos estos campos. Con la información sobre moda fragmentada en diversos enfoques o perspectivas lo que hacemos es acercar temas múltiples de la misma materia que pueden interesar a un perfil u otro de público. En el fondo no podemos saber si eso ayuda a formar/informar a la gente o simplemente se está contribuyendo a un tema más pragmático como es el uso de la ropa. 

¿Acabarán los blogs con algunos medios?

Que va. Al revés. Los blogs han ayudado a transformar y hacer evolucionar los contenidos de determinados medios, por ejemplo, las revistas, que han ido introduciendo secciones muy vinculadas al fenómeno blog, como puede ser: street style, vídeos de making of, editoriales en versión fashion film, shop on line...

¿Hay una relación de amor-odio entre los medios de moda españoles y la moda española?


Un poquito, bastante, sí. Lo veo en estilistas que se niegan a utilizar moda española, y preferir marcas internacionales (no quisiera relacionarlo al maldito complejo de inferioridad que tanto se nos achaca, prefiero pensar en el poder de haber conseguido la cesión de determinadas prendas de grandes firmas que no prestan sus looks a todo el mundo ni a todos los medios o a la imposición de mantener el total look que se ha proporcionado), y también en firmas nacionales que en su salto al extranjero han decidido que su línea de comunicación va estar centrada en comportarse como si fuesen una marca de cualquier otro lugar sin hacer excesivo caso a la prensa local.



A Suzy Menkes, la gran papista del periodismo de moda le han prohibido alguna vez la entrada a algún desfile... ¿Qué reacción imagináis en la moda española ante duras críticas como las suyas?

No hace falta ser tan duro con críticas para que las firmas se marquen un revés contigo. Simplemente, un material que no les haya gustado, un contenido fuera de tono, un desplante o un poner las cartas sobre la mesa puede ser más que suficiente para que una firma te ponga en su lista negra, te retire la publicidad o no te invite a sus eventos. Le ha pasado a periodistas, bloggers, y sí, a mi también.

A día de hoy, algunas de las críticas más feroces, provienen de perfiles que no se sabe quién está detrás. La crítica amparada en el anonimato parece mantener fresco el sector.




Por último, y para no seguir extendiéndome en este monólogo de opiniones, abordaré el tema de la información y la labor, a veces tan criticada (y con cierta razón, sin dejar de lado los errores que cometen las firmas) hacia los blogs y bloggers.

Hay que tener en cuenta cuando se convoca a un blogger qué perfil de blog de moda maneja esta persona. No es lo mismo que sea un egoblogger, un blog de street style, un vídeo blogger o alguien que escribe desde su propia perspectiva, porque en base a ello se obtendrá un resultado determinado de información u otro. No se debe esperar que un egoblogger te haga una crónica de tu desfile (a no ser que así se haya pactado de antemano) porque aunque te lo lleves a tu desfile de Alta Costura en París, lo que va a difundir es qué modelito se puso para asistir, si lo volaste en first class o qué bolso le regalaste. Es el tipo de información que suelen generar, que gusta a sus seguidores y el que les ha llevado a ser populares. 

Y con el resto de perfiles, lo mismo. No hay que esperar algo que un blog quizá no te puede dar. 

 Bueno, y a vosotros, ¿cómo se os antoja el tema de los medios de comunicación 
y su relación con las firmas de moda?

Me interesa saber.