domingo, 10 de junio de 2012

IX Edición Premios Vogue Joya


Cita anual ineludible, los premios que las revistan otorgan en las diferentes categorías: belleza, moda, y por supuesto, joyas, a la firmas en el mercado.

En esta caso se trata de la revista Vogue, quien cuenta con ediciones extra dedicadas a estos ámbitos, pudiendo recoger y concentrando de ese modo todas las novedades de cada sector en esas mini bíblias que yo al menos no puedo dejar de coleccionar.


Este año, la revista me invitaba a participar como jurado en la elección de las joyas que serían premiadas en la IX edición de los Premios Vogue Joya.

¿Qué si me viene bien acompañaros el 24 de abril?
Vamos, dalo por hecho. 
Una experiencia de este tipo, conocer como se efectúa la valoración, ver nuevas piezas,  las categorías.... no me la podía perder.


Ilusa de mi, y pese a haber trabajado en el ámbito de la alta joyería (desfiles, fiestas, presentaciones... como modelo), pensaba que en el almuerzo íbamos a poder ver las piezas en directo.

Evidentemente, no.
Hubiese supuesto un despliegue de medios de seguridad que vamos. Ese día hubiese habido que encerrarse en una cámara acorazada para hacer la votación.

En cambio, la revista lo organiza fenomenal.

Lo primero, realiza unos cuadernillos apaisados para cada uno de los asistentes, en el cual aparece la información de cada pieza: piedras, tamaño, peso.... redactada del mismo modo que la firma la ha presentado a valoración.

Al tiempo y para ir todos en consonancia, se proyecta la ficha mientras se lee la información en voz alta.


Y para puntuar, según categoría, tan solo hay que ir coloreando la numeración en estas fichas anónimas que se recogían tras cada sección para hacer el recuento.


Todos, ultraconcentrados.
¿Queréis conocer el jurado al completo?
Os paso el link oficial de esta mañana entregados a la valoración de las piezas más espectaculares del mundo.


Un mes y pico más tarde, fecha señalada para hacer entrega a los galardonados, esta vez sí, con la joyas expuestas en uno de los lugares más especiales de Madrid, el edificio de la Bolsa.

Os presento algunas de las piezas que esa noche deslumbraron.


Reverso Repetition Minute Rideau, de Jaeger Le Coultre, por el modelo Alta Complicación.


J 12 29 MM Full Pavè, de Chanel, sección Reloj Joya. 


Collar Radiant, de Tiffany&Co, en la modalidad Premio Especial de la Redacción.


Sac Bijoux Chaine d´Ancre, de Hermès, en categoría internacional.


Si en la primera planta se celebraba la exposición y cóctel, en la planta central, sobre el parqué de la Bolsa, aguardaban las mesas para los invitados desde donde viviríamos la cena y posterior entrega de premios.

Un espacio que se me antoja como una catedral por la mezcla de estilos.


Mi labor fue la de entregar el segundo galardón que recaía en la firma Chanel, en este caso, el reloj que arriba os presentaba.

Escogí un vestido de la firma Ailanto (lo sé, me cubro de gloria moviéndome siempre entre las 5 firmas que sé me van al pelo. Voy a tener que incluir algunas más e introducir novedades) de corte a media pantorrilla, ya que la invitación exigía vestido cóctel, y que debido al efecto pañuelos de la espalda caía una capa hasta el suelo dando el aspecto de ser un vestido largo.


Para rematar el look zapatos y cartera de Bimba&Lola, siguiendo la gama cromática del vestido, pero sin hacer un pastiche del mismo tono, y como no, joyas de ensueño para la noche de las joyas.
Pendientes y brazalete de Bárcena de los años 50, realizados en brillantes y esmeraldas.


Una combinación de piedras no única.
Lo demuestra este espectacular anillo de Natalia Gamero, directora de CondéNast Digital, también en esmeraldas y brillantes, que además guarda legado familiar y sentimental.


¿Una pieza que me encantó?
Este bolso lingote de la firma Chanel.

Vamos, lo que viene siendo un bolso joya.


Y la foto de la noche en cuanto a estilo, el trío inmaculado luciendo en blanco.

De izquierda a derecha, Alba Galocha de Ninna Ricci, en el centro Laurence Raulet, directora internacional de Joyería Hermès, quien además se animó a leer el discurso en castellano, y a la derecha Marta Reyero, conductora de la velada, luciendo un Ralph Lauren Collection.


Para terminar la noche, foto de grupo de los premiados.
¡¡Felicidades a todos!!

¿Quieres conocer quién más acudió y cómo lucieron?
Os dejo disfrutando de la crónica de la noche.

9 comentarios:

mentalhesitation dijo...

Buffff qué pasada de evento no??? todo buenísima pintaza!.
De tí y tu vestido qué decirte?? siempre perfecta.
Alba me parece una niña guapísima, pero no me gusta mucho los "modelitos"que, o le asesoran, o elige...y mira que podía ir ideal eh???
En fin, todo perfect!la crónica genial y las joyas..OMG!
Bsos

Mireia Martínez dijo...

vaya noche Maite! las joyas preciosas, pero tú más! :)

Un besooo!

dolce far niente dijo...

Muero de envidia, que lujazo ser elegida como jurado y sumergirte entre tanta joya, dios!!
Y que guapisimo el diseñador Juan Vidal, de la terreta tenía que ser, jajaj
besos!!

Bleinch dijo...

Qué pasada de evento!

Beatriz Garcia dijo...

La verdad es que la revista Vogue cada año consigue sorprendernos con su homenaje y entrega de premios al sector Joyeros.
He tenido la ocasión de asistir muchos años al evento en represantación de la firma Altana y os puedo contar que es el evento del sector joyero más importante a nivel nacional.

Beatriz García.
www.elcomplementodemoda.com

JLM de Paris dijo...

Pero que interesante tiene que ser asistir a todo el proceso como miembro del jurado!!!
E-N-V-I-D-I-A! ;-)
Muy buenas las piezas (he visto los bolsos joya de Hermès, brutales), y estupenda una vez más usted, querida demoiselle! ;-)

Sara. La mar de cosicas dijo...

¡Qué chulo el evento! =)

No conocía tu blog y me ha encantado! =) Yo estoy empezando ahora con el mio enserio, ¿quieres que nos sigamos?

Un besazo*

Sara

Maite dijo...

Vi toda la crónica y a ti ;-)en la web de vogue. Que interesante ser parte del jurado, yo hubiera esperado encontrar también allí las joyas jeje

DollHouse dijo...

My daughter and I when to Doll House to buy a Sherri Lee dress that my daughter was obsessed with. I received no service from the sales staff until I asked. They gave my daughter a few styles to try on when asked what size my daughter would be, she pointed at the dress my daughter had on and said “that size”. I noticed that the dresses had no size tags on them and when I asked the sales staff about that, they got frustrated with me and gave no explanation. So I left the store with a much deflated daughter, went home and ordered the dress online and saved $200.