sábado, 7 de enero de 2012

El juego de las sillas

Por Jose Luís Maseda París




Dejando de lado el calendario chino, maya o judío y a pesar de que en el mundo de la moda el año comience en septiembre, acabamos de empezar oficialmente el 2012.
Trescientos sesenta y seis días (sí, con todas las letras porque es bisiesto) para descubrir, admirar, divertirse, asombrarse y disfrutar con todo lo que se nos ponga por delante.
Y como entre las cosas que me (nos) hacen disfrutar, la moda forma parte de ello, te propongo que comentemos un juego en el que seguro has participado alguna vez en tus años de colegio, el Juego de las Sillas.
Aunque más que sillas, tronos, porque en el caso de quienes voy a hablarte, son ellos los que van a reinar encabezando firmas que necesitan sangre y sobretodo ideas nuevas. Reyes y reinas que esperemos no acaben como María Antonieta, empapada en glamour pero sin cabeza.
Durante los últimos años, hemos presenciado unos cuantos cambios trascendentales en lo que concierne a las bases de la industria moda internacional. Sin hacer alusión a las pérdidas físicas con las desapariciones de genios como Yves-Saint-Laurent, Gianfranco Ferré o Jesús del Pozo, hemos visto como la dirección de Vogue París pasaban de las manos de Carinne Roitfeld a su hasta entonces segunda de abordo, Emmanuelle Alt. También hemos sido testigos del adiós de Jean-Paul Gaultier cediendo a Christophe Lemaire las riendas de la casa francesa y casi hípica Hermès, que por otro lado lucha desesperadamente por no caer en las garras del bulímico dragón del lujo que es el grupo LVMH.
Otros fueron el abandono de la creatividad de la firma Balmain por Christophe Decarnin debido a su estado de salud, y sobretodo la espectacular salida de Dior que protagonizó Johh Galliano. Que este último acontecimiento formase parte importante de las noticias en prensa y televisión francesas (e internacionales) durante días implica la relevancia del asunto. Cuando eres grande, lo haces todo a lo grande, fuegos artificiales incluidos, imagino.
La presión que sufren estos creativos, quienes a pesar de estar apoyados por un equipo con menos fama pero quizás el mismo talento se convierten en los responsables del éxito de la marca, es tal, que hay que tener mucha estabilidad emocional para poder seguir adelante. Sacar como mínimo dos colecciones de Prêt-à-porter, o añadir a eso dos de Alta Costura, más las novedosas Crucero, más los accesorios, y supervisar la cosmética, la utilización de esa globalidad en prensa y además controlar tu propia imagen para que no repercuta en la de la marca que te da de comer, y además vender para multiplicar los beneficios de la firma, debe ser cualquier cosa menos fácil.
Por eso suena la música, los nombres de nuevos talentos del diseño giran alrededor de los tronos y cuando alguien decide que la melodía se pare una vez más, algunos ocupan sus sillas y otros se quedan de pie, perdiendo el juego hasta la próxima.
Empezaron ganando Nicolas Formichetti para el renacimiento de la firma Mügler, y el dúo formado por Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli para Valentino, inyectando aire nuevo (y fresco) en la cronología de esas dos grandes marcas.
Pero quienes han conseguido trono, y tienen que demostrar sus competencias reinando a partir de ahora, son:
Kim Jones, para Louis Vuitton Hombre. Inglés que después de haberse graduado en la cantera Saint Martins School, ha trabajado para firmas como Alfred Dunhill, Mulberry o Hugo Boss.
Alistair Carr, para Pringle of Scotland. Otro graduado de la Saint Martins cuyas prácticas fueron nada más y nada menos que en Cacharel, Marni y Chloé.
Olivier Rousteing, para Balmain. Este francés se formó en la ESMOD parisina (Ecole Supérieure des Arts et Techniques de la Mode) y estuvo trabajando para Roberto Cavalli antes de ayudar a su antecesor Christophe Decarnin en la firma de la que es ahora responsable.
Clare Waight Keller, para Chloé. Después de haber pasado por el británico Ravensbourne College of Arts, pudo demostrar su talento en los equipos de Gucci, Ralph Lauren o Calvin Klein.
Yoshiyuki Miyamae, para Issey Miyake. Nada más lógico para este japonés que estudió en el Miyake Design Studio y cuya evolución profesional llevaba haciéndose en el seno de la misma casa desde hacía casi diez años.
Ling Liu y Dawei Sun, para Cacharel. Importante novedad para esta firma francesa la de escoger como creativos a este dúo de diseñadores chinos, ambos salidos de la Ecole De la Chambre Syndicale de la Couture de Paris, y quienes después de haber trabajado para Yves-Saint-Laurent, Galliano o Lolita Lempicka habían creado en 2009 su propia marca, bajo el nombre de Belle Ninon.
Bill Gaytten, para John Galliano. Con diploma de la Bartlett School of Architecture of London, trabajó durante veintitrés años al lado de quien sustituye actualmente.
Carol Lim y Humberto León, para Kenzo. Originarios respectivamente de Corea y de Perú, y consultantes externos de laParsons School for Design, llevan años colaborando en las creaciones de Levi’s o Rodarte.
Mathilde Castello Branco, para Azzaro. Esta franco-brasileña formada en la escuela Duperré, se pone al mando de la maison creada por Loris Azzaro después de haber pasado por el equipo creativo de otras como Hermès o Lanvin.
Maxime Simoëns, para Leonard. Uno de los creadores más prometedores de la nueva generación salido de la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne y quien causó un tsunami entre las redactoras de moda al presentar su primera colección de costura para la primavera del 2011, cosa que seguirá haciendo además de ser el director artístico de la maison Leonard.
Stefano Citron y Federico Piaggi, para Gianfranco Ferré. Los dos creadores free-lance tienen como misión volver a dar luz a esta firma de moda entre sombras desde la desaparición de su fundador.
 
Y ahora bien, retomando un dicho popular histórico… ¿Larga vida al rey…?

9 comentarios:

LadyGrett dijo...

Que buen resumen, JL. Yo estoy esperando, como muchos, a que pare la música y ver quien se sienta en la silla (trono) de Dior. Parece que la canción se está acabando, a ver, a ver...

Besos,
G.

Cheska dijo...

Es una locura el paso de todos estos diseñadores por las marcas, cuando me intento aprender quienes están en cada firma cambian y vuelven otros, al final no soy capaz a seguirles.Pero lo que realmente importa es que el resultado final del trabajo sea digno de la casa.
Genial tu post Jose Luis!

Bss
vistetedeseda.blogspot.com

PisaPisuerga dijo...

menudo tour... es difícil seguirles la pista je,je. Gracias por este estupendo reportaje

beso
pisapisuerga

Nat Ad dijo...

La verdad es que es casi misión imposible seguir todos los cambios de diseñadores que hay en las firmas de moda. No creo que sea muy bueno para las marcas, porque, al final, pierden su ADN y su estilo propio.
http://nataporter.blogspot.com

MªJosé Fernández dijo...

Acabo de descubrir tu blog, te sigo! te dejo el mío y si te apetece y te gusta te espero como seguidora :)

muak

http://imagenshopper.com

mentalhesitation dijo...

Buffffffff qué pasada de post!!!!!tú si que sabes!jajajaj!
Pues nada, habrá que ver con qué cosas nos deleita esta "gentecilla" aunque yo ahora voy a estar perdidísiissma del mundo tecnológico..jejeje!
Un besazo!

Isabel Bianchi dijo...

Siempre es bueno que entre aire fresco y nuevas ideas a las firmas legendarias, pero con tanto cambio me van a volver locaaaaa!! jaja!! Yo seguiré especialmente la pista a las nuevas caras de Cacharel y a los de Opening Ceremony en su trabajo para Kenzo!!
Genial post! Muy educativo!! :)
xoxo
MY LITTLE SUEDE SHOES

Mayte de la Iglesia dijo...

Isabel Bianchi: A mi también me interesa ver que va a ocurrir con Cacharel. Es mi firma favorita y he tenido tantas idas y venidas.....

mental Hesitation: has visto el becario...una maravilla!!!

Mº JOse Fernandez: Gracias!! Lo mismo digo!

Nat Ad: Y nos desconciertan a los que seguimos la moda en el ambito laboral. Había firmas que con el nuevo creador habian recuperado su magia pero como las ventas no dicen lo mismo...hasta luego....una lástima.

Pisa Pisuerga: ahora que ya habíamos aprendido a pronunciar según que nombres van y nos los cambian todos..jejejej

Lady Grett: A ver, a ver..... Es muy larga y afilada la sombra que ha dejado Galliano.

GRACIAS POR LOS COMENTARIOS CHICAS!!
BS
MAYTE

JL de París dijo...

Muchas gracias por vuestros commentarios!! ;-)

La verdad es que es cierto que no damos a basto con las asociaciones de nombres y firmas, nos les da tiempo a crear una personalidad de marca o a imponer un toque de la suya propia, y los cambian. Cuestiones de mercado.
Y en cuanto a Galliano, esperemos que se recupere pronto como ser humano, y que vuelva a la moda en condiciones. Que falta hace.