miércoles, 22 de junio de 2011

kipling Solidario

Creo que ya conocéis a mi monito viajero. "Chacho" para más reseñas.
No fue un nombre premeditado, simplemente a fuerza de pasar tiempo juntos surgió.
Vengo a contaros como se creo y gestó este proyecto.

El Mono es diseño y creación perteneciente a la firma de bolsos Kipling.
De hecho un mono que va cambiando cada x tiempo es el logo de la firma.

A través de éste se han embarcado en un proyecto solidario a favor de la ONG Naya Nagar, la cual también me habéis escuchado en más de una ocasión comentar, a través de la puja en una subasta por dichas piezas.

Para que los monos tuviesen un valor especial, adquirido, las esculturas de casi un metro de altura fueron entregadas a distintas personas vinculadas al mundo de la moda, el cine, la música y el diseño, además de estar amadrinados por la revista Glamour.

Una de las invitadas a participar fui yo. Cuando me llamaron no pude decir que si de inmediato pero en cuanto me explicaron en que consistiría, de cabeza metida en el proyecto.























A las pocas semanas llegaba Chacho a mi vida, se instalaba en mi casa y presidía el salón.

Tras retirar la caja y envoltorios aparecía así de virginal, impoluto, perfecto.
Casi me daba reparo comenzar con la customización propuesta.

Hablando el día que expusieron el proyecto y dándole vueltas a un montón de temas apareció el que parece ser la estrella de la temporada. Todo el mundo comenta sobre su afición a coleccionar trastos sin más. No voy a decir que esté exenta de ser una profesional de la materia porque es algo que me sale de manera natural ya que no soy muy dada a hacer colecciones de nada, o eso creía yo.

Así es como recordé la montaña de tarjetas de embarque que había ido guardando estos años.
Muchas de ellas pasaron a formar parte de los álbums de fotos con recortes, entradas y demás, pero otras se iban acumulando en una caja sin saber muy bien que haría con ellas.
Así que decidí ponerlas en circulación y además por una buena causa.























La idea desde el principio me pareció diferente y que podía dar mucho juego.....
Hasta que decidí ponerme con la ejecución.

Chacho es un orangután bien formado, con sus pectorales, brazos, cabezón.... Es decir, mucha curva y forma para adaptar un papel tan poco moldeable como es el de las tarjetas de embarque.

Así que decidí que debía rebajar el grosor para convertirlo en algo similar al papel de seda.
Probé con una rasqueta, un cuter y al final la solución vino dada mediante el uso de cinta precinto.
A cada tarjeta debía pegarle un pequeño pedazo de cinta y luego tirar de ellas estilo depilación para que arrastrase la mayor cantidad posible de papel.
El resultado, una tarjeta de embarque sin banda magnética perfecta para acoplar en cada voluptuosidad de Chachete.

¡¡Ay Chachete!! y que disgusto me dio un día cuando al girarme en un intento de suicidio cayó desde la mesa al suelo en redondo. Como si se me hubiese parado el corazón recordé instantáneamente todo lo que ponía en la caja donde venía embalado: FRÁGIL y un montón de blabalbalabla.

Aunque lo cierto es que a la hora de hacerlo volar para el shotting organizado en Barcelona y debido a las prisas (y que había sido cero previsora tirando la caja original ¿Qué me creía? ¿Que lo iba a llevar yo a la fiesta bajo el brazo?) se me pasaron los calores y estreses y malamente embalado, entre papel burbuja y dentro de unas bolsas, listo para llegar hasta la ciudad Condal.
Unos días más tarde las "artistas" y nuestras criaturas nos reuníamos de nuevo esta vez para el shooting organizado por la revista Glamour.

El día fue una agenda hiperorganizada de citas que iban transcurriendo cada dos horas en las que se citaba a cada una de las protagonistas en un estudio fotográfico de Madrid para lucir estupendas una última vez junto a nuestros monos antes de despedirlos tras 4 meses unidos día y noche.

Allí estuvieron Alicia Parro, Vega, Laticia Dolera, Manuela Velasco, El Delgado Buil, María Botto, Maria Carrasco, Claudia Lena y Miriam Giovanelli.
Algunas coincidimos en el set, no dudando en comentar como había sido nuestra experiencia con la escultura. Y lo curioso es que casi todas la habíamos bautizado.















Para la sesión de fotos despliegue máximo de medios.
Maquillaje a cargo de Teresa Alamillo con productos Dior.

Yo llegaba estresadísima desde otro trabajo, había ajustado al máximo para ser la última y eso podía ser pésimo. Cuando se trabaja a contrarreloj nunca se sabe que ánimos o ritmo de trabajo se puede encontrar uno y además con un hora límite para desalojar el campamento.
Cuando llegué todo había ido como la seda, entraba casi directa a plató tras devorar una rica ensalada de frutas y unos yogures bio con mermelada casera.

Me puse en manos de Tere para el make up y pelo. Curiosamente y pese a ser una fan del pelo recogido ese día me dejé hacer dejándolo suelto. Unas ondas casi sin marcar y listo.

Antes de comenzar con el maquillaje, Teresa aplicó un serum espectacular de Dior de esos que revitalizan cuerpo, porque dejan la piel como nueva, y mente, por su aroma cítrico disparándote el tono vital, y lo mejor, mediante masaje. ¡¡Que gustazo!!

Por cierto, Teresa organiza unas Beauty Class maravillosas, a ver cuando nos reunimos un grupo y nos dejamos asesorar.

El maquillaje muy sutil, tanto que reapareció el espíritu oriental que vive en mi.
Por cierto, haciendo el checking en hoteles últimamente el sistema informático por defecto le da por decir que soy filipina.....jajjaja ¡¡Muy fuerte!!
Poco maquillaje en los ojos para una fotografía profesional supone parecer china porque se me quedan chiquitines y rasgados, pero María Parra, estilista de Glamour, prefería algo sencillo en contraste con el total look de Missoni escogido.

El resultado, genial. Un trabajo increíble por parte del equipo, desde fotografía, prensa, la firma, responsables de maqui y pelo, que posaron así de majos para el blog.
Yo, que decir más que feliz con el proyecto, aunque la subasta no haya tenido las visitas y pujas que todos hubiésemos deseado, pero lo importante ha sido las ganas y amor que hemos puesto al proyecto.

Si todavía no conocéis Kipling Goes Art, os invito a que paséis por su página.
Espero os guste.

10 comentarios:

Zepequeña dijo...

Que gran idea!


Zepequeña.

Me lo pongo todo dijo...

Mayte eres una manitas ,te quedó super original y además para una buena causa.
Besitos.
Oti.

AMANITA dijo...

A mi me encantó Chacho y la foto es super bonita. Bicos

http://isauraamandabybastos.blogspot.com/

Maite dijo...

Seguro que te divertiste mucho customizando a Chacho. Que van a hacer con los que no fueron pujados?

Cheska dijo...

Te quedó muy original, que bonito!!
Genial la foto.
Un besote
vistetedeseda.blogspot.com

Tristan Corday dijo...

Me gusta muchisimo este post,si es muy bueno.

mimoleskineyyo dijo...

Pero como mola!!!!

Me encanta!!

PiruletadeGato dijo...

Qué majo es Chacho...

Mayte de la Iglesia dijo...

Piruleta de Gato: Ay mi Chacho!! Anda que no no hemos pasado aventurillas mano a mano...jejejje Sobre todo con el pegamento.

Mi Moleskine: Gracias!! Un beso Chachete!

Tristan: Gracias!!

Cheska: Es que pintarlo huniese sido sacar mi faceta más picasiana y como que no...ejjejeje

Maite: Pues ni idea..... Igual los guardan para hacer un gran expo mas adelante....

Amanita: Fue un ejercicio muy divertido de principio a fin. Fue como regresar a las clases de plastica del cole!! jejej

Oti: Haciendo lo que se puede...jejjeje Pero estoy contenta con el resultado y las horas de "mono"conversacion y karaoke que me he dado con Chacho.

Zepequeña: Los Kipling que son asi de originales!

GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS.
ESTOY DE VUELTO Y PROMETO NO PARA DE ACTUALIZAR.
BESAZOSSSSSSSSSSSS
MAYTE

Designing-Idols by Carmen dijo...

Neniiiii pero que crónica más auténtica, auténtica como tú como Chachito y como modelo ¡me has encantado! como te ha favorecido el pelo suelto natural, maquillaje justo GUAPÍSIMA! Bien por ese peazo de equipo que te atendió.

P.D. yo intenté varios trabajos manuales y las ganas las perdí con el transcurso de los mismos! esos disgustos con caidas de producto y demás no los he superao jajaja

Besos