miércoles, 1 de junio de 2011

Con un par de Zapatos

El calzado masculino feminizado está que arrasa estas temporadas de atrás.
Que si los oxfords, mocasines, botines, brogues, náuticos......

¿Queréis conocer como se confeccionan?























Lottusse, la empresa mallorquina con una trayectoria de 130 años nos abre las puertas de su taller en Inca para explicarnos el proceso de creación de un par de zapatos masculinos mediante técnicas artesanales mecanizadas.

Para crear unos zapatos de calidad hay que comenzar por el destrío de las partidas de piel.
Un especialista revisa, selecciona y escoge las pieles que no sufren ninguna tara o problema en la uniformidad del tintaje. Además se clasifican por tonalidades lo más similares posibles para que al final tenga una semejanza.

La piel, se troquela mediante patrones de corte para sacar las distintas piezas que componen el zapato.























Algunas pieles exóticas, como la avestruz, se cortan de manera totalmente manual debido a la irregularidad propia del material ya que no todas las zonas son aprovechables, como es la del pecho, la cual no posee las características protuberancias.

Las piezas se unen mediante el cosido y se apilan por modelos y tallas.
¡Ah! y siempre emparejadas. Desde que comienza el proceso de fabricación el pie izquierdo y derecho escogido para ser par no se separan, para así guardar la mayor similitud posible.























Los maestros artesanos continúan con el proceso de ensamblaje del zapato.
Interior, grapado, suela, claveteado....

El zapato para mantener la forma correcta se manipula con su correspondiente horma y va pasando por las distintas zonas. Por cierto, las hormas tienen un peso de unos 2kg, aproximadamente. Cuando me dieron uno casi me descoloco.

Me alucinó ver como se ensamblaba la suela, recortaba, pegaba y luego se cosía con 300 puntadas en hilo de ocho cabos impregnado en resina. Tuve la sensación de estar frente a unos zapatos indestructibles.

¿Pero seguirá siendo así en un futuro? ¿Se mantendrá la exquisitez del trabajo que hacen estos artesanos del calzado?
Un dato que me llamó la atención fueron los propios trabajadores en fábrica.
Todos de una misma generación y edades muy similares. ¿Y la gente joven? Tuve que preguntarlo, porque igual que hombres y mujeres tenían funciones diferentes en el proceso de creación, me percaté que brillaba por su ausencia una generación que perpetúe estos conocimientos.























Haciendo cábalas de lo que ocurriría en tan solo 10 años continuamos la ruta de fabricación.
Llegamos al proceso en el que el calzado se marca con sus señas de identidad, su número de talla, algo que también se hace se manera manual grabando en bajo relieve sobre la suela de cuero mediante un golpe de cincel, como los que veis a la derecha.























La elaboración finaliza con el cordaje, retirada del plástico que protege la piel, abrillantamiento y embalaje, a la espera de los pies que los calcen.

Ahora cuando veo unos Lottusse, los aprecio de otro modo. No son solo unos zapatos, son un pasado, una tradición, las caras de todo equipo que mantiene el sentido del buen hacer en productos de calidad y por supuesto, el estandarte de la nobleza en el reino del calzado.

Conclusión ¡¡Quiero unos ya!!

12 comentarios:

dory dijo...

Conocer los procesos de fabricación ayudan a valorar más las cosas :)

AMANITA dijo...

Es una pena que no haya relevo generacional PREPARADO PROFESIONALMENTE y que se consuma la empresa. En España tenemos una industría del calzado y el textil que empieza a peligrar. Bicos

http://isauraamandabybastos.blogspot.com/

Me salen alas (si me paras los pies...) dijo...

Esto es una de las cosas que me encanta ver puesto en otros pero luego me lo pongo yo y oye... que no me veo...pero es que hay algunos tannn bonitos ;D
Saludos desde el otro lado de la pantalla.

Your Perfect Look dijo...

Wow! estoy contigo quiero unos ya!!! me ha encantado conocer todo el proceso, fantastico para valorarlos aun más
un beso guapa

Maite dijo...

A partir de ahora los zapatos dejaran de ser unos simples zapatos después de saber todo lo que conlleva confeccionarlos.

Jorge dijo...

Siempre me han gustado los mocasines y más de esta marca. Los zapatos hombres con realmente fantástico y vale la pena pagar el precio que valen.

Cheska dijo...

La elaboracion de un zapato es tremendamente laborioso aunque ahora hay maquinas y ayudan, mi tio fue zapatero y le recuerdo haciendolos a mano!! yo era muy niña y lo recuerdo como un proceso muy largo pero perfecto.
Me ha encantado tu post de hoy!!
Bss
vistetedeseda.blogspot.com

Mayte de la Iglesia dijo...

Cheska: Que interesante!! La verdas es que aluciné, nunca había pensado que se trataba de algo tan manual....

Jorge: Como se nota que entiendes...

Maite: Alucinada me dejaron con el proceso...Ahora me parecen baratísimos!!

Your perfect look: hagamos una asociacion de queremos unos Lottusse...jejejje

Me salen alas: Todo depende de tu estilo vistiendo....
Como todo, no crees?

Amanita: buuff..no tenemos ni idea sobre lo que estamos haciendo y ocurrira irremediablemente. Ser artesano solo se consigue con tiempo, practica y buenos maestros. Cuando ellos desaparezcan, adios.

Dory: Pues si....

GRACIAS POR LOS COMENTARIOS,
QUE TAL LLEVAIS LA SEMANA? A MI SE ME ESTÁ PASANDO VOLANDOOOOO
BS

ADW dijo...

Acabo de ver una entrevista tuya por Yo Dona y la camiseta que creaste para Woman Secret y me has encantado!!

Te sigo desde ahora

ADW
http://alldaywear.blogspot.com/

PiruletadeGato dijo...

Ésto siempre me ha parecido curiosisimo, la de veces que me he preguntado como se hacen unos zapatos!!

Besos guapa

lollipopcat.blogspot.com

Mayte de la Iglesia dijo...

ADW: Madre mia!! Lo pienso y siento que hace un milenio de aquello...jejej Gracias!!

Piruleta de Gato: EStas impresionante en las fotos!! Enhorabuena!! Lo del calzado es para alucinar...menudo trabajazo!!

YA ESTAMOS A JUEVES Y YO SOLO PENSANDO EN TENER UNA SEMANA UN PELIN MÁS LARGAAAAAAA!!
GRACIAS POR LOS COMENTARIOS.
BS
MAYTE

Carolina dijo...

Yo también soy fan, y más desde que visité la fábrica, vivo en Mallorca, así que los tengo muy cerquita.
Si los zapatos te gustan, no sé si has visto los bolsos? son divinos!

Carol