miércoles, 5 de enero de 2011

Malos Humos

Desde el día 2 ha entrado en vigor la nueva ley antitabaco.

Prohibido aquí, prohibido allá, en la calle según donde......
¿Y en la Moda? ¿Será posible un espacio sin humos en los circuitos de desfiles y estudios de fotografía? ¿Perderá el cigarrillo su glamour y carga erótica de antaño? ¿Dejará de ser el instrumento de la imagen sexy y turbadora tras el denso humo? ¿Veremos modelos con cigarritos de chocolate (a ver si va a ser peor el remedio que la enfermedad) esperando en el backstage de las pasarelas? ¿O los parches de nicotina se convertirán en complemento fashion?

Cuando se implantó la primer ley de prohibición en espacios cerrados públicos no adecuados se sintieron temblar las piernas en determinados ámbitos del fashioneo.
Los fumadores empedernidos acostumbrados a deambular cigarrillo en mano vieron peligrar sus hábitos en semanas tan intensas como pueden ser las de desfile o ventas.
Y es que hay personajes que sin su canuto son un poco menos ellos mismos.
No lo digo yo, lo dicen las cientos de imágenes icónicas de relevantes personalidades del mundo de la moda.

Por si eso fuese poco, en nuestro ámbito laboral estamos acostumbrados a hacer un poco lo que nos da la gana.
Si, si: fotos medio en pelotas en la calle, saltar dentro de un fuente pública, conducir sin cinturón, sentarse sobre el asiento trasero de un descapotable mientras bailas, subir a una balaustrada a 10 alturas sobre el suelo contoneándote.... Todo sea por la foto o el spot publicitario. Por encima de la ley. Pero eso si, mediante su permiso y autorización correspondiente para que no aparezcan los señores que guardan por ella y paralicen la producción.
A contracorriente pero apostillados.

La duda real, la que causaba estragos y preocupaciones, se planteaba con la llegada de las Pasarelas, reducida en una sola pregunta ¿Habría que hacer un recorrido de 500m, arriba y abajo, para salir a la calle a fumar un pitillo?

La estampa podría haber sido muy graciosa. Modelos con los rulos calientes recién colocados, enfundadas en un batín prestado de esos que en ocasiones se utilizan para no estropear el maquillaje corporal, diseñadores histriónicos con los nervios a flor de piel repasando mentalmente la chicas que le quedan por probar, los desfiles sin dar comienzo porque parte de la organización se esta fumando la dosis pertinente......
Vamos que la entrada al recinto se podría haber convertido en un espacio estilo patio de la Bernarda de no ser porque hecha la norma, hecha la trampa.

Ceniceros clandestinos, nuevas salidas habilitadas/inventadas, salitas que por gracia de algún ingenioso pasaban a ser fumaderos colectivos....
Si os preguntáis porque lo se, es porque estaba allí.
Hasta HOY.

Deberemos tomar como referencia lo que ocurre a nivel internacional y sacar ceniceros al exterior (Menos mal que los desfiles ya no se celebran en El Retiro, porque de ser así deberíamos irnos a Moratalaz para fumar un piti), no restringir la cantidad de veces que se puede acceder a un recinto (si no pobre del seguridad de turno que le toque recordar tanta chaqueta con hombreras y taconazo enrevesado) y habilitar otras salidas para no dejar a la vista de todos lo circense del backstage.

Fumar pasó de moda..... o eso dicen.
Habrá que verlo para creerlo.

¿Vosotros que tal lleváis la nueva ley?

17 comentarios:

gratis total dijo...

antisistema!

Teresa dijo...

A mi que quieres que te diga...me molesta mucho el olor del tabaco y el humo me da mucha alergia, así que estoy encantada con la nueva ley!
Pero me encantan tus reflexiones!

bsos

http://delunaresynaranjas.blogspot.com/

Javito dijo...

A mi con la nueva ley me dan ganas de fumar más y más.. :-)

jadelait dijo...

Yo tengo esperanzas en la ley (llámame ilusa), sino, seré una de esas anónimas repelentes que denuncian :)

Street Watches dijo...

fumar era sexy,,,, ahora eres igual o mas sexy si en tu mano llevas un smart phone o un vaso de starbucks, hace el mismo efecto social.

la nueva ley la llevo fatal, ayer pase por detras de un autobus y creo que me fume de golpe tres paquetes de ducados de golpe.

a ver que os traen los reyes magicos.

Ms. Monk, periodista fashionista dijo...

yo soy fumadora pero llevo bien la ley, eso de salir de los bares y que el pelo te huela bien ¡no tiene precio!

aunque reconozco que fumar un cigarro tiene una gran carga erótica, pero ¡es malo para la salud!

un besito

www.amaraslamoda.com

Anónimo dijo...

Pues padeciendolo y preguntandome como se esperara ahora en la chaislogne?? Si fumar sigue siendo un placer y no olvidemos que lo prohibido siempre apetece mas!!!!!
Si todo esto conlleva el resurgir de los clubs de fumadores y con ello la vuelta definitiva del smoking, wellcome a la ley antitabaco!!!!!
Estoy deseando ver como Madrid se inunda de terrazas al mas puro estilo parisino!!!!! Aunque del mismo modo me pregunto como será mi primera cena y copas posteriores sin fumar!!!!
Besossssss y que SSMM de Orirente vengan cargaditos
Pablo P..

mirando la moda dijo...

la verdad es que bien,por las mañanas tomo el cafe en un bar cerquita de la oficina, que pasa que recien duchada melena al viento limpita y pestazo a tabaco, era mañana si mañana tb..y ahora no!!! que bien no, o con mi peque paseo al parque y sedienta voy a tomarme algo, camico 3 manzanas sin encontrar un bar apto para pekes....ahora no!!!!, aunque tengo que decir que cena con amigos y coma en algun bareto sin cigarro ahi me van a matar!!!!...jajjjjaj
un beso

la emperatriz de lavapiés dijo...

Pues todavía no he entrado en un bar desde que entró en vigor la nueva ley, así que no he comprobado sus efectos beneficiosos. Yo soy una talibana de los malos humos,me molesta hasta que fumen en Mad Men, no digo más.

Maia dijo...

Yo la llevo muy bien! Con mi afición a los olores me viene de maravilla y sobre todo supongo que lo agradecerá mi salud. Estoy con ganas de ir de marcha solo por ver que se siente, jaja!

Me ha gusta mucho el post, está escrito de maravilla.

Supongo que como todas las modas tendrá que pasar, lo difícil será cuando vuelva, porque todo vuelve.


Besos!!

Hummingbird dijo...

cuando se calmen 'los humos' y 'los malos humos' a ver qué pasa :) que como bien dices, todo vuelve.

un besooooo

La Bruja dijo...

Yo estoy encantadísima!

Llevo años sin poder salir de marcha porque mi rinitis (crónica, causada por mi niñez como fumadora pasiva en casa de mis padres) iba cada vez a peor.

Ni siquiera podía entrar a una cafetería sin acabar con la nariz congestionadísima!

Así que me alegro de que se haya tomado por fin esta medida, no sólo porque el pelo no huela a tabaco, que también, sino por cuestiones de salud de los que elegimos no fumar.

Feliz Año Nuevo!!!

Audrey dijo...

Saltando de alegría entro a los bares!!!!!!!!
Yo no fumo y había veces en las q lo he pasado realmente mal: pestazo al llegar a casa y tos de perro viejo sin pegar ni una caladita a un pitillo!!!
Así q yo, este 2011, soy un poco más feliz!
Un besazo!

Cheska dijo...

Yo lo llevo bien porque sólo fumo algún pitillo que otro, vamos muy poco, pero entiendo a los fumadores que van a coger cada pulmonía en invierno......y doy la razón a lo que decía alguien por ahí, que igual alegran las ciudades con las terrazitas y las estufas.
Por cierto muy buena la foto con el cigarrillo en el lado de la boca je, je
Muchos besos: Muaka

Mayte de la Iglesia dijo...

Instinto reflejo manda. Primer dia en una cafetería y la cajetilla desenfundada. No, noooooo....a fumar a la calle. Después de comprobar que salir aunque sea poco a bajas temperaturas resfría. Igual, 5 cigarrillos menos.
Biennnnnnnn!!!
Lo que no han conseguido unos y otros lo va ha conseguir este gobierno....Cheeee!!!

Ya os digo que somos un poquito antisistema....Y si no, mirad que fotos!! jejejjeje

UN saludo fuerte y mil gracias por vuestros comments!!

Que los Reyes os traigan un monton de cositas!!!
bs

Egoitz Azcona dijo...

Qué pesadilla con la ley antitabaco. Fíjate que yo no fumo y me entran ganas de empezar sólo por ser tan pesssados ..

He cambiado mi dirección web (no el blog, je). Ahora es:

http://www.xtasis.net/

Anónimo dijo...

Pues, estoy encantada con la nueva ley, ir a cenar, a tomar algo sin soportar la peste del tabaco,sin que te piquen los ojos, es una maravilla.