domingo, 26 de mayo de 2013

Novias Diferentes


Vestir de novia, por muy protocolario que venga siendo también ha de tener su puntito innovador y no solo ese matiz, sino que se debe adaptar al estilo diario de la novia, y cómo no, a las circunstancias y entorno de la boda.

La novias disfrazas, con vestidos imposibles que no encajan en su personalidad, la que a 40ºC  en la playa luce manga larga porque les parecía elegantísimo, la que se empeña en enfundarse un vestido corte sirena sin que se le note la barriguita del cuarto mes, la que tuvo el atrevimiento de caer en el universo de las transparencias para luego ir intentado taparse con el primer mantel que pillaba..... no las entiendo. Menos aún cuando maquilladas y peinadas las ves tan cambiadas que hasta dudas de si son tus amigas o una doble.

Por eso un aplauso a la que en el coche al salir de la peluquería se arrancó la media rata de pelo que le habían injertado para darle volumen tamaño pelota de fútbol a aquella falla llamada peinado, por la que dijo "sí quiero" al maquillaje en versión casera (aunque luego tuviese que ser yo quien la maquilló. Con ese tembleque capaz de sacarse un ojo), por mi madre a la que se le olvidó pasar por la floristería y se hizo un ramito con unas buganvillas, por la que primero encontró el vestido (amor a primera vista) y años después al novio, por las que han ido de corto (a esto también se apuntó mi madre en el 78), la que se vistió de rosa empolvado y con gafas de sol... a todas, todas, gracias por enseñarnos que hay vida más allá de la novia de guión.

¿Y dónde van estas novias díscolas a hallar el vestido de sus sueños?
El primero que os presento, en imagen de cabecera y para que os hagáis una idea de su eclecticismo, es Nacho Aguayo.
Famoso por hacer unas novias e invitadas ideales, las primeras no precisamente vistiendo blanco, y además, porque ha puesto de moda el dos piezas. Así tras la boda le queda a la protagonista por un lado una camisa magnífica y por otro una falda, que dependiendo del tejido y formas, si tiene o no cola, volúmenes... se puede convertir también en otra pieza que puede pasar a formar parte de nuestra vestimenta, eso si, un tanto festiva.


Para las amantes de la piezas del siglo pasado, tanto si buscan un vestido completo o bien mantillas, velos, lencería o simplemente puntillas, directas a Europa-Europa, la tienda en Juan Ramón de la Cruz 48, donde ir a la búsqueda de joyas únicas, mirar y remirar y dar con algo maravilloso de manera espontánea.

Cuando vas a esta tienda siempre te cruzas con grupos de mujeres de diversas edades, la novia&co, buscando bajo la visita guiada de su propietaria, quien sabe todo y más sobre las piezas vintage que vende en su espacio tras haberlas adquirido por toda Europa. De ahí su nombre.


Hace tiempo, encontré un espacio dentro de Enfant Terrible donde vendían trajes de novia usados. No me paré a preguntar, justo en ese momento atendían a una clienta. Pensé era una venta al estilo americano, con esos supermercados de vestidos de novia procedentes de todas las épocas, sobre todo de los 80 para acá, depositados en tiendas especializadas en venta de vestidos de otras novias que de pronto ya no quieren verlos bambando por sus armarios, no saben qué hacer con esos armatostes enfundados o se han divorciado. Todos esos vestidos y complementos van a parar a tiendas de segunda mano que otras novias compran. ¿Qué problema puede haber en ello? ¿Acarrear con un vestido que has lucido un único día, toda la vida? A mi me parece una gran idea y por eso pensé que alguien la había exportado hasta nuestro país. Pero no, no es exactamente así.

Aquel corner dentro de Enfant ahora se ha convertido en su propia tienda: Something Old (Castelló 14-Madrid) y sigue vendiendo vestidos de segunda mano, algunos recientes pero muy especiales, al tiempo que joyas vintage de principios de siglo muy bien conservadas, hasta de los 60, algunos de ellos con etiquetas de renombre. 
Además de vestidos, el espacio se ha convertido en un lugar donde escoger desde fotógrafa para cubrir el evento, a encargar flores, la tarta nupcial, un carrito de golosinas, joyas, tocados.... ¡¡e incluso!! el gran hallazgo del siglo y la solución a todos los males para las que llevan tacones y se enfrentan a un cóctel de jardín o van a bailar toda la noche sobre el césped. Los cubre tacones en silicona de Llellés. Una especie de taco con una pequeña superficie que impide que nos clavemos en el suelo.

Cuando menos lo esperas surgen inventos más que deseados.


Más novias curiosas son aquellas que provienen del taller de un diseñador que nunca se ha planteado abarcar este mercado, como es el caso de Cristina Piña. A Cristina no se le había pasado por la cabeza crear una colección de novias, de hecho no la hace, pero un día alguien se interesó por uno de sus vestidos y pidió si podía ser en blanco. Un detonante no planificado que ha llevado a Cristina a confeccionar vestidos nupciales por encargo sacados de híbridos de otros vestidos cuando algunas clientas no saben decantarse por dos modelos que gustan igualmente y acaban fusionándolos, o bien alargando bajos, añadiendo cola y listo.

Sus encargos cada vez son mayores y este año traspasa fronteras. Sus creaciones viajarán hasta Emiratos Arabes, Afganistan, Francia.... para dar el "sí quiero".


Por último la atípica típica firma de vestidos de novia que siempre se ha desmarcado del negocio en general: Otaduy.

Fabricados artesanalmente desde Barcelona, tienen un sello de identidad muy especial para novias que seguro no van a cumplir las expectativas de su suegra, pero oye, eres tú la que se casa, ¿no?, pues escoge lo que más te guste. Vestidos cortos, largos con transparencias, sencillos (sin apliques, ni volúmenes, ni bordados), con sutiles tules.....
Y encima, este año cuentan para la campaña con la ilustradora Lara Costafreda dándole un toque diferente al catálogo.
¡¡No me puede gustar más!! Con uno de sus vestidos me iba de party loca.

¿Y vosotras, o las boda a las que asistís, son de plan A o plan D, de diferentes?

8 comentarios:

Ines Cruz dijo...

Yo creo que lo fundamental es ser fiel a tu personalidad. EN EE.UU. sobre todo hay mucho mercado para ir de plan D, como tú dices. Yo cada vez me apunto más a este plan!

www.chezagnes.blogspot.com

Maite dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maite dijo...

Como nuuuunca he llevado un vestido largo me puse un vestido tobillero y la mar de cómoda que fui! jeje

Gemma Del Real dijo...

Hola guapa!!!
Ooooohhh mil gracias por toda la info Mayte, me caso en Octubre y ando detrás de un vestido que no encuentro porque todo lo veo demasiado y quiero algo sencillo... no quiero ir de princesa!!!!!
Mil besos.
http://conperchasyaloloco.blogspot.com/

Isabel Bianchi dijo...

Hola guapa!!
Me ha encantado el post!!
Gracias por descubrirme el rinconcito de Something Old en Enfant Terrible!! Haré una escapada allí en cuanto pueda!! Europa Europa es uno de mis lugares "secretos" favoritos!! Tengo varios tesoros de alli!!
Yo tengo clarísimo que no seré la novia típica porque tampoco creo ser la chica "típica", no se si me entiendes...
Nunca me he parado a pensar detenidamente como me gustaría que fuese mi boda, pero desde luego que cada uno de los nombres que has mencionado encajan perfectamente con mi estilo! y he de decir, que de las marcas actuales de trajes de novia, Otaduy está entre mis favoritas!! Además que la diseñadora es de San Sebastián, como yo! ;)
Sé que será un vestido etéreo, con caída, nada armado, nunca palabra de honor, cero volúmenes... tengo los trajes de novia de mi madre y mi abuela, de los cuales estoy enamorada, así que no descarto casarme algún día con uno de ellos... (aunque mi madre acabó divorciándose... eso trae mal fario? jeje)
Y lo que sí tengo clarísimo es que mi ramo de novia serán las hortensias de casa de mis abuelos! He crecido con ellas y son mis flores favoritas!!
Y creo que ya me he explayado suficiente! jaja!
Un besazo guapa!!
isa
my little suede shoes

Teresa J. dijo...

Muchas veces nos dejamosllevar por la tendencia de la moda ,pero creo que una no se debe dejar influenciar por ello y tratar siempre de ser original. Me encantò el post.

Mayte de la Iglesia dijo...

Teresa J: Gracias!! Las tendencias están bien para conocer que hay en el mercado, creo todas las novias se miran tooooodos los especiales de pasarela "Bridal" pero hay que escoger estar cómoda y olvidarse del disfraz.

Isabel: Ya he visto el vestido de tu abuela. Vaya maravilla!!! Unos retoques y con el estarías tan guapa. Yo de mi abuela no me queda nada. Aquella costumbre por reaprovechar y con eso hacer los vestidos para los bautismo y comuniones... qué lástima porque era precioso.
De mi madre, tengo unas flores que llevaba al pelo... eso si me lo podría enfundar sin corromper mi estilo. Y lo de los divorcios es una chorrada, hoy en día todo el mundo lo está!! jejjeje
Si te casas nos lo tendrás que contar, seguro eres única.

Gemma del Real: Ahhhh!! Pues seguro que encuentras cosas ideales en estos sitios que te comento. O si no, puedes buscar un vestido que ya de por si te encaje y pedir que te lo hagan en blanco.

Maite: Muy bien!! Que tomen ejemplo!!

Inés Cruz: Por suerte cada vez aquí la gente busca más lo diferente y natural, pero aun así yo he ido a algunas bodas de decir "esto qué es??". En fin... supongo era lo que deseaban...

GRACIAS POR LOS COMENTARIOS.
ABRAZOS
MAYTE

Marta dijo...

Es el día de tu boda y tienes que sentirte tu misma! Nada de disfraces pomposos de princesa! A mi me encanta Otaduy! Sus vestidos me parecen super delicados y especiales, y pienso que te permiten seguir sintiéndote la novia que realmente quieres ser!

Os dejo el link de la nueva colección "TRUE ROMANCE": http://otaduy.co/bridal-true-romance/

Espero que os guste! Yo cuando la vi me enamoré!