sábado, 25 de mayo de 2013

Me Caso Couture


Aunque considero que cualquier momento del año es bueno para oficializar el amor, seguro que no has podido dejar de darte cuenta de que en estos momentos estamos en temporada alta en cuanto a bodas se refiere.
Según tu edad, tus amistades o familia, debes tener ya en mano alguna que otra invitación para uno de esos eventos socio-sentimentales que tanto gustan… que si amiga, madrina, madre, invitada… ¿pero y si resulta que eres la novia?



Ni soy novia, ni me voy a casar en breve, pero doy por hecho que el día de tu boda tiene que ser uno de los presuntamente más especiales de la vida de una persona enamorada. Y doy por hecho también que, además de a tu pareja, la más importante elección a tomar para este día señalado es el vestido que llevarás.


Queridos novios y futuros maridos, lo nuestro es un tema aparte, porque por muy estupendos que podamos lucir al vestirnos, la protagonista tiene que ser ella, sin duda. Si en la boda los protagonistas son dos maridos, pues bueno, tema resuelto, pero si resulta que son dos futuras esposas… ¿qué hacer? ¿Vestir a conjunto? ¿Copiar el look y parecer dos (maravillosas) clones? ¿O hacer lo que a cada una de ellas le venga en gana?


Pues como de eso se trata, de hacer lo que a cada uno le apetezca, quiero que demos un repaso a las propuestas de esa moda tan creativamente libre que es la Alta Costura, con lo que los diseñadores presentaron para esta Primavera-Verano 2013 en París, la exquisita ciudad de la luz, del amor, y por encima de todo, de la Haute Couture (léase “Ot Cutur”, s’il vous plaît).


Todo depende de la personalidad de la novia, de su estilo, de lo que siempre haya soñado para ese día y del mucho o poco caso que haga a los comentarios de sus madres-tías-mejoresamigas y demás expertas en el tema, porque en estos contextos, salen diplomas catedráticos en vestidos de novia por todas partes. Aprovecho para decir que algunos hombres también podemos aconsejar, y muy bien, sobre lo que podrías llevar puesto, y no solamente porque podamos entender de moda, sino porque entendemos de cómo nos gustan las mujeres, aunque al fin y al cabo sea tu día y te vistas para ti misma (y para esas fotos que vas a pasar años enseñando).
Por cierto, que hablando de contextos, también es algo a tener muy en cuenta pues no es lo mismo casarse en un pueblo del sur al mediodía, que en una ciudad por la tarde. Y menos aún si son lugares tan dispares como playas en islas tropicales, caseríos o lo que la imaginación te dicte.



La novia exquisita sin duda buscará entre las propuestas de Valentino, tan deliciosamente románticas, o las de Elie Saab, con esa sofisticada manera de convertir una línea simple en cuentos de esos que incluyen palacios y coronas.
Si le gustan los clásicos pero sigue siendo contemporánea, nada mejor que vestir de Basil Soda, o de los gigantes de la costura parisina, Christian Dior por Raf Simons o Chanel, con el visionario de Karl Lagerfeld en cabeza quien se atrevió a presentar dos novias, agarradas de la mano y con hijo incluido antes de que la Ley para el Matrimonio para todos fuese aprobada en Francia. Chapeau, Monsieur.



La novia exuberante y muy segura de sí misma, se decantará por una de esas joyas a las que Zuhair Murad nos viene acostumbrando, mientras que la que sea discreta preferirá la funcionalidad de Bouchra Jarrar o alguna etérea creación de Giambattista Valli.


Si por el contrario, la novia es de las que adora llamar la atención y es osada, nada mejor que lanzarse con la poesía exótica de Serkan Cura o Yiqing Yin, la princesa estudiosa de Alexis Mabille o la mujer “mírame que estoy aquí” que visten Atelier Versace o Alexandre Vauthier, a prueba de ataques cardíacos del que celebre la ceremonia.


Y si la novia es divertida y con gran sentido del humor, o viene con sorpresa… pues que se vaya a pasear de la mano del genio-genial de Jean Paul Gaultier.
Sea como sea y con el vestido que se haya escogido, la novia ha soñado toda la vida con lo que llevará puesto encima para lucir estupendísima en su día, y para eso, los diseños de Alta Costura, te pueden hacen soñar. Así que, si el presupuesto te lo permite… ni lo dudes.



4 comentarios:

Maite dijo...

Yo me casaría mil veces por tal de poder llevar todos los estilos! jeje

Anónimo dijo...

I tend not to write a comment, but after reading a few of the responses
on this page "Me Caso Couture". I actually do have 2 questions for you if it's allright. Is it only me or do a few of these comments appear as if they are left by brain dead individuals? :-P And, if you are writing on other social sites, I would like to keep up with anything new you have to post. Would you post a list of all of your public pages like your linkedin profile, Facebook page or twitter feed?

Feel free to surf to my page ... workouts to improve vertical jump

Cheska dijo...

Para cualquier mujer es un dia para no olvidar sin duda y si tu elección ha sido una de estas maravillas yo creo que el sueño esta cumplido.

Gracias pirata por todo, ya he despertado de una pesadilla horrible con final feliz!!

Besazos:)


Mayte de la Iglesia dijo...

Qué maravillasssssssssss!!
Eso si son joyones de vestidos!!
J´adoreeeeeeeeeeee!!