domingo, 9 de febrero de 2014

El tiempo no pasa en Lisboa


Reconozco que a mi Portugal me tiene hechizada. Debe ser por esa mezcla de pasado/presente, arquitectura sorprendente, sus ciudades tiovivo (con tanto sube y baja), su gente y por supuesto su momento de sentarse a la mesa. Pero además me he dado cuenta que también me seduce encontrar antiguas tiendas que siguen con su línea de comercio después de un siglo o simplemente se han convertido en preciosistas lugares donde acoger nuevos negocios.

Esta es mi ruta de tiendas, donde el tiempo no pasa, 
en Lisboa:


Zapatería ALDO

Con producto de temporada en sus estantes pero un ambiente de un siglo atrás, así es la tienda de Aldo en Lisboa la cual ocupa la antigua Irmaos David de la Rua Garret.


Paris em Lisboa.

La tienda que sigue siendo lo que fue en origen, un almacén de  ropa de cama, mesa, baño y cocina abierto en 1888, es el atractivo que inicia mi paseo siempre que voy a Lisboa.

Hago como mi abuela, ir a ver qué toallas, sábanas y manteles ofrecen los portugueses, populares por
la gran calidad en este tipo de productos.  Ahora, además han añadido telas para confección, y claro, con MY/TE de por medio nunca se sabe que puedo encontrar para próximas colecciones, así que
la cita es ineludible. Y por supuesto, luego un café en A Brasileira, para no perder costumbres.


Tous.

La flasgship de Tous en Lisboa es una joya en si misma.
La antigua joyería situada en este edificio de 1914 con frescos del pintor portugués Artur Alves Cardoso,  ha sido el lugar escogido por la firma para abrir su tienda referente en Portugal respetando
al máximo su estilo inicial, rescatándola del deterioro del tiempo.

Tonalidades pastel, oro y estilo afrancesado en el mobiliario lo son todo para caer rendida 
de amor tanto por la tienda en si, que asemeja un plató para la película Maria Antonieta de Sophia Coppola, como por las piezas expuestas.


Nespresso.

Aunque ya no queda nada del establecimiento original, la popular perfumería construida en 1909 y bautizada con el nombre del título del libro del francés Êmile Zola, la firma de cafés ha sabido respetar
su estilo de antaño, al menos en la fachada, ya que el interior quedó arrasado por el incendio de 1988.


Ana Salazar.

La popular e internacional diseñadora portuguesa tiene una de las tiendas más bonitas
de la ciudad ubicada en la Rua do Carmo, 87. 
Su fachada encandila.


Luvaria Ulisses.

Siguiendo el recorrido por Rua do Carmo es imposible no fijarse en esta minúscula 
tiendecilla de guantes. Abierta desde 1925 está especializada en guantes.
Los encontraréis de todas las tallas y materiales, siempre en versión exquisita y elegante.


4 comentarios:

mamaisproud.com dijo...

Qué tiendas más bonitas y qué ganas de volver a Lisboa

Maite dijo...

Dan ganas de coger un avión y salir volando ;-)

DIARIO DE UNA ESTILISTA dijo...

Q chulooo el post¡ justo estoy organizando un viaje a Lisboa. Bss

Anónimo dijo...

Mayte, Paris en Lisboa es uno de mis sitios favoritos de la ciudad. Me encanta que lo recomiendes! Para cenar, yo te recomiendo Cantinho de Avilez.
Un beso