sábado, 11 de enero de 2014

"Alaïa" por Jose Luis Maseda


Para volver a escena después de tanto tiempo renovando el propio recinto, el estupendo Musée Galliera parisino, el museo de la moda, ha decidido dedicar una retrospectiva al diseñador Azzedine Alaïa, exposición que puedes disfrutar hasta el próximo 26 de enero.



Extendiéndose también a la sala Matisse del vecino Museo de Arte Moderno de París (donde también se puede uno extasiar con las obras del pintor), el homenaje que dedican a este creador de moda tunecino recoge una selección de no menos de setenta modelos icónicos de la carrera de este genio.


Criado por su abuela, Azzedine echa una mano los fines de semana a una de sus vecinas de origen francés, madame Pineau, en cuya casa descubre poco a poco los libros de arte y las revistas en las que disfruta admirando los vestidos de Balenciaga y Dior, despertando así una vocación temprana. Esta vecina es la que lo inscribe posteriormente en la escuela de Bellas Artes, donde recibe la formación para convertirse en escultor.


Más tarde empieza a coser ayudando a su hermana en sus obligaciones escolares de buena jovencita de la época (puesto que su hermana odiaba coser) y de esta manera, después de que dos amigas de ésta se lo aconsejaran, termina trabajando con una de las más reputadas modistas de entonces en Túnez.

A partir de ahí, el hecho de cruzarse con nuevas hadas madrinas a lo largo de su vida fue algo que forjó su destino.

Gracias a la artista Leila Menchari consigue realizar su sueño de trasladarse a París, donde a través de los contactos de esa amistad descubre muchas otras entre la alta sociedad de la ciudad, y alojándose en casa de la Condesa de Blegiers, comienza a crear vestidos de alta costura para sus primeras clientas, tales como la escritora Louise de Vilmorin, o las actrices Arletty y la mítica Greta Garbo, y al mismo tiempo integra y desarrolla totalmente su cultura francesa.



Poco a poco y manteniendo la extrema discreción que le caracteriza, su buen hacer y el boca a boca de sus clientas convierten el pequeño apartamento en el que se instala en un panel de abejas en busca de miel, haciendo que en 1979 y apoyado por su amigo Thierry Mügler tome la decisión de presentar su primera colección bajo su propia marca.

Así las revistas de moda de los 80 le dan a conocer al gran público convirtiéndose en el objeto de deseo de todas lasfashionistas, particularmente de esas mujeres muy seguras de sí mismas y con un alto índice de sexy.



Como escultor que es en un principio, Alaïa trabaja sus creaciones a partir de la técnica del moulage, haciendo del cuerpo una materia prima a la que hay que envolver como un tesoro, y por ello, todos sus diseños son simple y llanamente piezas de arte que con la ingeniería estudiada del patronaje subliman radicalmente las formas tremendamente sensuales del cuerpo de la mujer que las viste.


Recompensado internacionalmente en varias ocasiones, nunca ha vuelto a hacer un desfile multitudinario, no realiza campañas de prensa y su estudio y tienda en París no tienen ni siquiera escaparates, ya que el propio Azzedine prefiere la intimidad para sus clientas y amigas. Algunas de las cuales son tan conocidas como Tina Turner, Stephanie Seymour, Rihanna, Linda Evangelista o Naomi Campbell quien desde siempre le llama papá porque Alaïa la acogió en su casa de París cuando ella empezó jovencísima su carrera de modelo.


A pesar de la complicada iluminación ambiental que se utiliza en la exposición del Museo Galliera, el poder observar al detalle el trabajo artesano en los modelos de este modisto artista es un éxtasis visual, puesto que la delicadeza que entrega a las lanas hervidas, las muselinas y sobretodo el cuero (maestro reconocidos en la materia) es sencillamente espectacular.


Las prendas de Alaïa nunca han seguido las tendencias ni la moda, la crean, y atraviesan las temporadas como si no pasara el tiempo. Pásate tú por la exposición y no perderás el tuyo.


3 comentarios:

Amanda Avero dijo...

Que envidia de sitio. Algún día iré. Me ha encantado el post y el diseñador !

Besitos

www.sweet-freckles.com

Cheska dijo...

Es precisamente lo que siempre me ha llamado la atencion que nunca seguia la moda y que aun asi el exito siempre a su lado, fantastico!

Feliz año pirata! :)

Maite dijo...

Como me ha gustado! Y esos vestidos? parece que estén dentro de un cuerpo!!!