jueves, 3 de octubre de 2013

Modelos Plusmarquistas


Que las modelos hicieron del vaquero, la camiseta y un buen bolso, su estilismo de trabajo, es sabido por todos. Hace algunos años en versión comedida y sencilla, y con el tiempo más sofisticada y con marca impresa.

No son pocas las modelos que lucen cotizados y envidiados bolsos o visten prendas de las mejores firmas. Lo hemos visto en los street style internacionales que captan cientos de blogs especializados en esta materia a la salida de los mejores desfiles del mundo, pero no hace falta irse tan lejos para constatar que así es y que la tendencia sigue al alza.


La historia de la moda se escribe a través de los detalles. Las firmas y los diseñadores son muy dados a tener pequeños gestos con las modelos que trabajan. Pequeños gestos y grandes regalazos, también hay que decirlo.
De las rosas que Monsieur Sant Laurent regalaba a cada una de sus chicas tras los desfiles, a los regalos de prendas de ropa o complementos. Así se escribe la historia del backstage.

Algunos de estos regalos son 
en contrapartida por el trabajo realizado, 
porque hay marcas que no pagan en dinero sino en especies. 

Las pequeñas porque les supone un agujero y descalabre económico pagar el importe de un casting medianamente bien, en cuanto al perfil de modelos y la cantidad de estas que necesitan para llevarlo a cabo con buen ritmo, unas 18 chicas aproximadamente, así que el pago en prendas de la marca es un modo de hacerlo sin arruinarse.  
Y las grandes, no todas lo hacen, sólo algunas, porque desfilar para ellos es por un lado un relevante momento profesional, que puede sirva como lanzadera en la trayectoria de la modelo, y porque lo han convertido en algo común, una especie de saber popular que todas las modelos conocen y que no les importa lo más mínimo, porque participan en un desfile de los que medio planeta tiene los ojos en él, con los "Papas" universales del mundillo sentados en primera fila y se llevan a casa el look escogido. Eso si, estamos hablando de marcas top, top, top. 
Si os dijera que una de ellas es Balenciaga, ¿verdad lo entenderíais?

El mito Chanel:
También hay firmas que además del salario o tarifa por el trabajo, honran y agradecen a las modelos su participación con algunos regalos, generalmente un par de zapatos procedentes del desfile que acaba de finalizar, así que no es difícil que terminen la temporada de las fashion weeks engrosando el zapatero con piezas que hasta dentro de seis meses no estarán al alcance de los compradores.  

Esta filosofía viene a acrecentar la leyenda que cuenta que todas las modelos que participan en los desfiles de Chanel reciben un bolso de la maison. ¡¡What!! He visto como saltabais de vuestros asientos y encontrabais una razón de peso por la que dedicarse a ser modelo.

Yo creo, es una exageración sacada de contexto, ya que aquellas que han sido imagen de la firma, o son habituales de la casa es más normal, incluso diría natural, que sí reciban ese pedazo regalo.... porque... ¿os habéis parado a contar cuantas salidas tienen los desfiles de Chanel y cuantísimas veces hemos visto un único look por modelo? ¡¡Eso son muchos bolsos!!

En el backstage de MBFWMadrid, Michaella Kocianova se dejaba peinar con el suyo a buen recaudo sobre el regazo. Me dio apuro preguntarle, pero yo con esta intriga no me quedo. 


Trabajo en moda, por ende consumo moda.

Y es que las modelos son unas consumidoras importantes de prendas de firma por diversos motivos.

Las hay que tienen un adinerado novio que les ofrece todo aquello que se les antoja y "chimpun", pero no les quitemos valor por ello, son grandes entendidas, acuden a desfiles y presentaciones tanto si son ellas las que lucen las colecciones como si lo hacen compañeras de profesión, tienen muchos contactos en el mundillo, así que no hay pieza que no consigan aunque sea del muestrario y encima poseen un físico de infarto con el que se pueden poner una manta a la cabeza si desean que seguro les queda DI-VI-NA.

También están las que además de trabajar, se pagan sus compras.
Ser modelo alimenta el alma del buen gusto. No importa de dónde hayas salido o la cultura que tengas acerca del vestir. Rodeadas de "trapos" exquisitos y las más enrolladas y diversas estilistas del mundo mundial es fácil que pronto se te pegue algo de sensibilidad y se te vaya educando eso que llaman estilo.
¿Y entonces qué pasa? Pues que se dan cuenta que ya no pueden vivir sin invertir parte de su salario en esos zapatos que vieron el otro día en una producción, adquirir el bolsazo más "in" de la temporada o prometer a su agencia que harán todos los catálogos de hipermercado alemán que salgan con tal de que la chaqueta de XXXXX sea suya mañana mismo.

Una vez en este punto no hay regresión en su vida armario, ya no hay cabida para piezas que no merezcan un hueco, porque encima cada semana hay más sesiones, catálogos, vídeos y desfiles de los que quedar prendada.

¡¡Merde, están creando monstruos!!

En la imagen Sheila Márquez aferrada a su Balenciaga, pero podría haber puesto también a Alba Galocha, conocidas las dos por ser unas compradoras natas de productos de diseño de esas marquitas que tanto nos gustan: Kenzo, Celine, Givenchy....

¡¡Que nos muestren sus armarios!!


En la imagen, Alla Kostromichova, ganadora esta edición del Premio L´Oréal Paris a Mejor Modelo, aferrada a su Fendi forradito de logos.

Además, si vestirse es un modo de expresión de nuestra personalidad, aportando información a los que nos rodean y además crea un juicio de valores a cerca de quien eres como persona, profesional o lo que tú quieras, imaginad cómo es cuando todos los que tienes a tu alrededor saben y manejan en moda más que tú y que yo juntas en toda nuestras vidas, pues la cosa se pone con nivel.

¿Hacer castings vestida de trapillo?
Signo evidente de ser una cara nueva recién llegada.

Las modelos comienza invirtiendo en unos zapatos de tacón, ya que van a ser el elemento que traerá el pan a casa, los cuales irán con ellas en el bolso a todas partes y demostrarán que sobre ellos puedes ser una diosa de las pasarelas. Las agencias que las representan son lo primero que recomiendan, bueno a parte de "déjate de depilar las cejas al estilo Rita La Cantaora" o "que sea la última vez que te presentas con chandal a un casting". Cuando les dicen "compra un buen par de zapatos de tacón", el "buen" se ha de interpretar por un "no menos de 10cm y tacón de aguja", pero con el tiempo todas concluirán que también debían estar hablando de calidad porque de ahora en adelante esos zapatos serán su alter ego,  un símbolo de su carrera profesional y además al llevarlos en muchas ocasiones proclamarán un "No a destrozare los pies con unos que son una porquería".

Una modelo sin unos buenos tacones de vértigo no es nadie.  

Luego llega el momento bolso. Un bolso tamaño trailer en el que que poder llevar todo lo necesario: book, zapatos, mapas, libros, bebida, comida, maquillaje.... para afrontar cada jornada. 
Suele ser un bolso con logos a tutti. Pero esto le puede pasar a cualquiera. Todavía no se tiene suficiente información ni tiempo invertido en el sector, por no decir edad, para valorar el hecho de que se puede comprar calidad sin obviedades. Esa época llegará más tarde.

Después de estas dos adquisiciones se impone el siguiente listado de necesidades que irán definiendo el uniforme de modelo: buscar el abrigo infalible, las botas para los gélidos inviernos de las capitales de la moda, el vestido que entra en un rincón de la maleta y es un salvavidas a la hora de vestir para un evento repentino....

Dejando de ser la modelo que un día llamó a la puerta de una agencia, algunas de ellas llevando todos sus enseres en una única maleta de mano, para ser una entendida, privilegiada (no sólo hablo de marcas, sino también de los enclaves y productos diferentes gracias a los viajes)  y buena compradora de moda.

Las modelos sí que saben de "shoppinear", sí. 


8 comentarios:

Ana Ruiz dijo...

Maite, realmente todo está perfectamente planificado, nada queda al azar. Nos haces ver de otro modo un oficio muy mitificado y creo que nada fácil. Las modelos empezáis muy jóvenes, algunas llegan a ser top a edades muy tempranas, con lo que hay tener una cabeza muy bien amueblada para no hacer tonterías (como la tuya!) Saludos. Ana

COOL DIKE dijo...

El otro día te dije que era un gusto oirte hablar, y hoy tengo que decir que es mayor gusto leerte!

No solo te expresas bien, cosa poco común al menos en mi bloglovin (a excepción de Estefania C2T) sino que nos muestras una vision de la moda totalmente diferente a la que vemos, si la tengo que definir en una sola palabra sería "completa"

contigo no solo disfrutamos, sino que aprendemos!

sigue así!!

Maite dijo...

Madre mía!!! Como sabías que iba a saltar del sofá!!! jeje

sandra dijo...

wow, que pasada de artículo. Me quedo con lo de trapos es igual a new face, que razón, no lo había pensado. Te felicito por el escrito, como dicen por aquí, da gusto leerte.

vintageterapia dijo...

Análisis perfecto y realista de un mundo que a veces nos confunde con sus brillos. Me quito el sombrero.
VINTAGETERAPIA
http://vintageterapia.blogspot.com.es/

Cheska dijo...

Tal cual lo has contado, si señor!
Asi es logos, logos y mas logos la cuestion es mostrar el estatus de cada una, madre mia.....

Besos

Mentalhesitation dijo...

Mira que escribes bien guaapura!!!!
Totalmente cierto, y totalmente creíble todo lo que cuentas,más viniendo de alguien que está ahí metido y sabe lo que se cuece jejej.
Puede ser más guapisisisisissisima Sheila M????? es adorable!
Bss

Mayte de la Iglesia dijo...

Mentalhesitation: Gracias. Sheila es adorable!!

Cheska: Un logo bien vale una misa..jjajaja

Vintageterapia: Bueno, en definitiva es un ámbito laboral como cualquier otro.

Sandra: Gracias. Bueno, es normal, no? Haces pasta y la inviertes en tu imagen.

Maite: jajajjaja Salto mortal por un Chanel.

Cool Dike: Gracias!! Así podéis conocer un poquito mejor el sector.

Ana: Bueno, tu también conoces el mundillo. Hay que aprovechar y trabajar!! Y vestirse bien... eso que no quede..jejej

GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS.
Mayte