miércoles, 16 de noviembre de 2011

Breakfast at Tiffany´s


Lunes y "Breakfast at Tiffany´s". Literal.
¿Hay mejor y más glamouroso estilo para comenzar la semana?
























La firma de joyería que se remonta a 1837 cuando Charles Lewis Tiffany abre la primera tienda en el 259 de Brodway (N.Y) nos ofrecía un desayuno al más puro estilo americano: tortitas, muffins, waffles.... y muchos diamantes.
Porque si por algo es conocida mundialmente la marca es por representar el amor entre dos personas a través de sus alianzas.



Y precisamente en ello se basa la página que lanzan What Makes Love True.

Navegar por la página es darse un baño de romanticismo con idílicas imágenes, estupendos vídeos, historias reales que hablan sobre encontrar el amor de tu vida y maravillosas recomendaciones, que digo yo aunque no estés enamorado o emparejado puede darle uso del mismo modo.

En cuatro apartados:
Un compendio de historias con sus protagonistas reales, una guía sobre el arte del romance muy graciosa, además como la casa esta estrictamente vinculada a la ciudad de Nueva York un apartado específico nos sirve como referente para no perderse lo mejor de la ciudad y Love is Everywhere, puntos en todo el planeta señalados por los usuarios de la página y que nos recomiendan lugares, restaurantes o simplementen marcan con sus iniciales un lugar donde alguna pareja compartió un romántico instante.

Con un solo click podéis compartir vuestro amor con todo el mundo.














































Tras cotillear las aplicaciones disponibles en la web comenzó aquello por lo que realmente habíamos acudido, al menos por mi parte, conocer de cerca la colecciones de la firma y aprovechar para ver que tal luce un Tiffany´s.

La casa dispone desde una gama de joyería de precio más comedidos a través de las populares llaves, candados, corazones... creados en plata de ley con las colecciones Return to Tiffany, Tiffany 1837 y Atlas, que se han convertido también en todo un símbolo de amor.
¿No os parece curioso? ¿Qué tiene de particular el packaging verdoso que hace que todo el mundo se enamore?
Reconozco que hasta yo lo estoy, pero de las tapas verdes del libro Legendary Tiffany donde encontrar todas las curiosidades de la firma.

Como no a lo largo de la historia ha contado con la colaboración de diseñadores como es el caso de Elsa Peretti y sus piezas inspiradas en el surrealismo, como son los maravilloso brazaletes creados específicamente para lucir en la mano derecha e izquierda debido a que acoplan con el cúbito (este huesito tan mono que sobresale en la muñeca y en mi caso va chocándose con todo lo que pilla), el modernismo o la tradición japonesa con técnicas como las lacas ultraligeras de este collar que me fascinó, creado con una base de oro, luego lacado e insertado en cordón de seda.
Pura sofisticación sin estridencias.















































Aunque las piezas más artísticas de la firma son las que más me gustan reconozco, y ahora entiendo mejor, la fascinación que crean los diamantes Tiffany o las colecciones más clásicas.
Y es que el amor es así, surge cuando menos lo esperas cotilleando entre vitrinas como con estos pendientes de perlas orbitados con cordón en oro y diamantes.
¡Que ojo tengo!

Luego recibimos una clase magistral aquellas que quedamos embelesadas por los Tiffany Setting, o anillos de compromiso que surgen en 1886 creados por el fundador y que la marca se enorgullece al pensar que han formado parte de las más grandes historias de amor del mundo desde aquel entonces.

Caracterizados por la calidad del diamante en talla brillante o cojín y ensamblados en platino,
las últimas novedades se corresponden en cuanto a la talla del brillante, con nombre propio y patente: Lucida y Tiffany Novo. Máxima exclusividad.


Pero si por algo es mítica la insignia Tiffany es gracias a "Desayuno con Diamantes" (1961). Justo este año se celebran 50 años del film y siempre recordaremos a la actriz luciendo para la promoción de la película el collar Ribbon Rossette de Schlumberger, diseñador de la casa, en el que se engarzó el Tiffany Diamond, un diamante amarillo de 287 quilates (¿os imagináis el tamaño?) adquirido por Charles Lewis T. en 1878.
Para las celebraciones del 150 aniversario de Tiffany&CO, la compañía pidió a la actriz que escribiera una dedicatoria que abriría el libro que se editaría recopilando la historia de la casa y dice así:
"Querido Tiffany, algo bello es una alegría eterna, por eso el brillo de las obras de Tiffany's permanece inalterado. Durante 150 años tu nombre ha sido sinónimo de belleza, estilo, sofisticación, calidad y constancia. Nos has iluminado con tus joyas, iluminando nuestras casas con tus lámparas y nuestras mesas con tu plata, dando distinción a nuestras vidas... y sin duda me la diste a mi al invitarme a desayunar, ¿cuántos pueden decir que han tomado café y croissants en Tiffany's?
Feliz cumpleaños, querido T., con cariño pero también con envidia, porque tras 150 años no tienes arrugas, pero es que la clase no tiene edad.
Tu devota amiga, Audrey Heburn."
Que bella historia de amor, desayunos.....y diamantes.

15 comentarios:

LadyGrett dijo...

Preciosa la dedicatoria de Audrey, elegancia también al escribir.

Sin duda, pasaste una mañana genial en compañía de T. y es que, "nada malo puede pasarte en Tiffany's" ;)

Besos,
G.

Pispi dijo...

Gracias por la clase magistral sobre Tiffanys.
gran entrada
besines
http://elarmariodepispi.blogspot.com/

just me dijo...

Ayyyyyyy que suerte!!!!!

Maite me encanta el contenido de tu blog! Pero creo que deberías adaptar el tamaño de tus fotos a la plantilla....simple consejillo bajo mi modesto punto de vista!

Besos guapa!

Clochet dijo...

Como de película...o así me lo imaginaba yo...Te ha quedado un post muy bonito! Quien pudiera desayunar todos los días con 'T'..
Un beso,
Clochet.

www.clochet.com

GLORIA. dijo...

Como siempre buena y muy bien redactada, información!!!.
Maite, he dejado algo para ti en mi blog, si puedes pásate!!!.
gloriaperezcarrasco.blogspot.com

Anónimo dijo...

Qué preciosidades!!!

No me importaría desayunar allí todas las mañanas rodeada de tanta belleza ;)

Un saludo,
Asun

www.ladylike-me.blogspot.com

A. Morgan dijo...

Yo también estuve allí y fué fantástico.
Qué pena que no tereconocí. Bss

Cheska dijo...

La primera vez que entre en Tiffany me quede fascinada con las maravillas que tienen, son dignas de Museo.
Preciosas las fotografias de la pagina!

Bss
vistetedeseda.blogspot.com

JL de París dijo...

Mira que nunca he sido de joyas, pero tu post es perfectamente una:
Fantástico.

dolce far niente dijo...

Como me gusta el collar de oro lacado, es precioso!!
besos guapa.

PiruletadeGato dijo...

Pues a mi lo que mas me llama... es el desayuno! jaja

xo

lollipopcat.blogspot.com

Maite dijo...

Que buen comienzo de semana! Una elección perfecta la del collar lacado, ya lo quisiera yo!

Isabel. dijo...

Glamour con mayúsculas.

PisaPisuerga dijo...

bella historia... un placer conocerte Mayte

beso
pisapisuerga

UNA CENICIENTA MODERNA dijo...

No me puedes estar dando más envidia ahora mismo xxx