martes, 30 de marzo de 2010

Y yo con estos pelos

Unos pelos con los que no se que hacer últimamente.
Si la coleta, el moñito castaña o el tres ganchos y sujeto, están como los peinados mas "in", lo desconozco, el caso es que siempre voy con ellos a todas partes porque no se que le ha ocurrido a este último corte de pelo que se ha convertido en una auténtica mamarrachada.

Por suerte, el trabajo suele ser muy inspirador.
Oreal Professionnel puso sus productos a disposición de los profesionales del sector para crear con ellos auténticas virguerías.....supuestamente aptas para todos los públicos y niveles de manejo con la plancha y el secador.

Yo, ni lo intento.
Con la sesión de fotos, suficiente.
















Como vais a comprobar el antes y después es demoledor.
Arriba, a la izquierda, soy yo. Casi recién levantada, sin un gramo de maquillaje, con los pelos secados al estilo date prisa que llego tarde (es lo bueno de este trabajo, sales de casa hecha un espantapájaros y regresas que ni de boda) y el gesto apretado por el frío de una mañana de enero sumado a los 20 minutos que estuvimos esperando en la calle hasta que abrieron el estudio (alguien se durmió......jejjejeje)
Tras un secado rápido para dejar de asustar con los pelos electrificados, maquillaje y peluquería a cargo de Ana Pajares.














Anda que no se lo curró hasta dejarme como nueva y eso que la pobre estaba enferma.
Gorro, pañuelo, chaqueta.... así estuvo maquillando.
De nuevo peluquería. Esta vez para concretar el estilo de cada foto y como veis atrás, Patricia de Diario de una Coolhunter, tomando nota de todo ello como responsable de L´Oreal, aunque, como comprobaréis en su blog, deja el puesto para encaminarse al mundo editorial.
¿Que va a ser de las producciones de L´Oreal sin ti?












Toca vestir.
Ropa para esta P/V 2010, pero congelada total estuve aguardando hasta el último segundo bajo un plumífero, que no se de donde salió, y mi chaquetilla puesta del revés para meter solo los brazos.
Estos looks de disfraz son los mejores. Cuando la producción es grande y estamos todas medio cubiertas entre batines, abrigos, albornoces, mantas, zapatillas de estar por casa con calcetines....¡Parecemos la Pandilla Basura! Nada daría a pensar sobre lo que se esconde abajo.
El resultado...nada que ver con los entresijos de la producción.
Eso si , ni por suerte lo intento en casa.
¿Que tal se os da a vosotros?

miércoles, 24 de marzo de 2010

Silencio....Grabando...Acción

Que cosas tiene la tecnología.
Antes, para conseguir que te enviasen una revista publicada a km de tu lugar de residencia, un anuncio grabado aunque fuese por una productora nacional o te hiciesen llegar las imágenes de los desfiles de cualquier semana de la moda, podías tardar toda una vida en recibirlos y eso cuando la suerte te sonreía, pero así, enseñando dientes y a lo bestia.

Ahora, a base de googlear y probar en youtube das con joyas que ni en su momento conseguiste ver por más que rogaste a tu agencia para que esta a su vez diese la paliza al cliente, o en su defecto y para ponerle más emoción al asunto, lo hiciese a la agencia de aquel país donde realizaste el trabajo para que, esta vez si, al cliente implorarle una copia, un número o un catálogo, porque la niña quería ver el material.

Lo peor de todo, para después de tanto esfuerzo descubrir que era espantoso y había que meterlo en el cajón blindado y con llave que lleva fuera la pegatina de: Trabajos a olvidar.
Por suerte, estas cosas ocurren las menos.


Pues eso, que mirando aquí y allá, dispuesta a crear un baúl de los recuerdos en formato digital, he encontrado este vídeo de Silence Four.
Uno de los pocos videoclips que he grabado y que en su momento no sabía ni quienes eran pero que con el tiempo redescubrí, sobre todo al cantante ,David Fonseca, quien en la actualidad continua su carrera por separado y esta considerado como una de los artistas más relevantes en Portugal.

Os dejo con su vídeo Only Pain is Real, para luego contaros algunos detalles de la grabación.
video

No se si os habéis percatado, pero el personaje inquietante soy yo, aunque planos que lo certifiquen hay dos.

La dirección, a cargo del fotógrafo Pedro Claudio, fue llevada a cabo en Estoril, en el palacio donde residió la Familia Real Española durante su exilio,Villa Giralda.
Un lugar decrépito y fantasmal, en la actualidad reconstruido para dar cabida a un hotel de lujo.

Grabar no es tan divertido como desfilar o hacer fotos, pero tiene su aquel, sobre todo a la hora de hacer en diversas ocasiones muchas tomas del mismo plano con ligeras modificaciones, mientras te preguntas: "¿Cuando me podré poner de nuevo mis zapatos? Hacer el fantasma es un coñazo ¿Opinaba lo mismo el niño de El Sexto Sentido? ¿Para que me habré puesto autobronceador con el olor que deja si luego me han llenado de talco? ¿De donde habrán sacado este sofá? Seguro, tiene chinches....." Cualquier cosa era buena para pasar el rato mientras sonaba otro "corten" y a comenzar de nuevo el acting.

Ainssssssssss...y yo que soñaba cuando comencé con hacer videoclips junto a Alejandro Sanz rodados en la Habana mientras cantaba algo romanticón, y allí estaba, haciendo oposiciones para personajillo de la Familia Adams.
Lo que hay que aprender.......

Al menos, algo he sacado en claro, ya se de que me puedo disfrazar para el próximo Halloween.
Testado, me va de maravilla.

P.D: La ilustración es obra de Raul Viera.
Que ilusión haberla recibido. Muchas gracias.

domingo, 21 de marzo de 2010

Estrilistas estrilosas

Última profesión de moda en el mundo de la moda.

Si bien, antes lo que se pretendía era llegar a ser era diseñador. Tras comprobar que de eso se podía ejercer inmerso en el equipo de trabajo de cualquier firma pasando sin fama ni gloria, bajo la tutela de un gran director creativo, que en su momento también fue la siguiente profesión más cotizada, aunque al descubrir que estos pobres vivían bajo la presión de sacar entre dos y doscientas colecciones bianuales, manejar el cotarro de los complementos, supervisar las lineas de maquillaje y perfumería y encima recibir todo tipo de palos en caso de salir mal la jugada, aunque ocurra una vez entre un millón y con ello salir de la casa a la velocidad de un balón chutado por Cristiano Ronaldo.



Los que hoy desean trabajar en moda quieren hacerlo como las mandamasas que son las editoras de moda de las grandes revistas femeninas y su séquito de estilistas.

Nada más, y nada menos.

La estrilistas, estrilosas. Un mix entre estilista+estrella.


A todo esto, el post viene porque Diario de una Estilista en una ocasión y tras dedicar un post a otras profesiones del sector comentó la posibilidad de acercar su trabajo desde el punto de vista de una modelo, porque desde el suyo lo explica de maravilla, con detalle y anécdotas de como es cualquier día a día en su agenda, desde su propio blog.

Se ha fomentado la idea errónea que ser estilista pasa por vestirte con lo último de Balmain, Balenciaga o Gucci, aparecer escoltada por tu "team", no dejarte cegar por los flashes de los cotillas y ávidos de estilismos contundentes para los blogs de street style que tanto alimentan sus egos y así apaciguan sus conciencias por el hecho de cambiar las veces que haga falta de estilismo para acudir a los diferentes desfiles de una misma jornada, sentarte en primera fila con todo lujo de detalles y permitirte torcer el morro con todo lo que ello conlleva.



Pues de eso, lo justo. Además de la mala lectura que se le da a la vida profesional de determinadas personas. Cierto es, tienen una gran relevancia en la industria de la moda pero, en cambio, ni son las únicas ni son todo el motor.



Estilistas (Y estilistOs, perdón. Porque también hay muchos hombres que la ejercen) las hay de todos los tamaños y categorías. Desde las que crean los looks para los escaparates de Zara, pasando por las que a nivel free-lance (independientes) son demandadas por importantes cabeceras o firmas para sus editoriales o campañas, visten políticos y personalidades de la vida pública, crean vestuarios para series de televisión, cine y teatro, a las que con una llamadita y amparadas por su cargo en una gran revista consiguen cualquier pieza de cualquier diseñador para sus producciones. Y entre medías, mil estatus.

Cada uno que se tilde con el que quiera. No me concierne adjudicar títulos sin valor alguno.

En general la vida de un estilista pasa por conocerse todas las marcas del mercado, al menos en el que trabaja, acudir a desfiles y presentaciones de prensa, lanzamientos puntuales, cubrir redaccionales y producciones de moda en su medio, preparar "shoppings", crear la temática de las editoriales...... Vamos, muchas cosas.

¿Como puede ser la rutina para un trabajo en concreto?

Lo primero es escoger el tema de ropa y definirlo con la revista bajo la línea propuesta para toda la temporada.

Fijar una fecha y hasta entonces recapitular las prendas que darán forma y serán el contenido de moda en dicho número.

Para acumular semejante semblante de prendas se hace a través de los llamados "shoppings" en los showrooms de prensa y comunicación de las distintas marcas.

Una vez recibido todo el material se debe desencajar, emperchar, clasificar, organizar según preferencias, ordenar por conjuntos, aprobar los que se utilizaran definitivamente para la sesión y nuevamente, empaquetar para transportar a la localización. Para de nuevo sacar, colgar, planchar, vestir, pinzar, retocar y falsear (estos tres últimos sobre el cuerpo de la modelo). Para una vez desvestido y finalizado el trabajo de campo, volver a encajar, llevar de vuelta a los almacenes de la revista, una vez más sacar de la maleta que ha servido para transportarla, para en esta ocasión redistribuirla por grupos de prendas procedentes de diferentes showrooms, por última vez doblarla para meter en sus correspondientes cajas y enviarla devuelta a su lugar de origen.



Ufffff......Y ya está.



¿Entretenido, creativo, laborioso....? Si, todo lo que queráis ¿Glamouroso? Cero patatero.

Para una modelo, además de apreciar toda esa labor por parte del equipo de estilismo, y digo equipo porque suelen haber uno o varios asistentes, los vemos como la parte del equipo que nos suele resultar menos "agradable".

No por nada, simplemente suelen ser las personas con las que menos conversación intercambiamos ya que la vida, glorias y penas se las dejamos a los chicos de peluquería y maquillaje con los que repartimos buen rato sentadas y bajo sus cuidados.

En cambio en le proceso de vestirse y desvestirse pues como que hay poco tiempo, el estilista suele estar concentrado en aquello que te pone, si modifica algo, luego opina que igual introduce un complemento nuevo y tu mientras, quietecita.



Así que solemos ver la figura del estilista como alguien a respetar entre otras cosas porque suelen mandar, y mucho, pero también porque son los que de pronto vienen y nos pegan un tironcillo de braga hasta subirla a ras de cuello, como te aprietan el corsé hasta dejarte hecha una finura de cintura, no sin antes disculparse. Si hay que poner de ese modo las prendas, se siente mucho, pero aguanta bonita que van a ser dos segunditos de nada.



Bueno, también son quienes se preocupan de como llevamos los pies, nos sujetan en caso de tener que ponernos en un pose imposible, nos convierten en unas tías espectaculares a través de sus estilismos y siempre están atentas de cubrirnos entre foto y foto para que no nos quedemos congeladas.



A mi, me parece sin duda la profesión más pasionante del "mundillo" y que no descarto, por supuesto, más tras haber visto el post dedicado a Giovanna Bataglia en el blog de Gratis Total.

Dios existe. Que vuelva a obrar el milagro :D

miércoles, 17 de marzo de 2010

Compuestas y sin novio

Señores, se abre la temporada de novias.

Blanco, marfil, roto, hielo....Todas las tonalidades para 150 referencias listas para vestir a las novias del 2011.

¡Vaya! Ahora que escribo la fecha me acuerdo de nuestras teorías de infancia entre las amigas del pueblo sobre como para ese año pensábamos que tendríamos un hijo de siete, otro de cinco y uno de sorpresa en camino y resulta que estamos todas de un soltero y sin compromiso....


Debe ser por el dilema que lanzó Street Watches: No debemos tener muy claro que se encuentra antes si el vestido o el futuro marido.
Por suerte, lo tengo fácil, presentación de Pepe Botella y muchos trajes por delante para encontrar el idóneo.










Y relativamente complicado para parecer una novia de verdad.
Comenzando por el cabello que suele lucir con un hermoso recogido.
A falta de pelo natural para dar volumen buena es la hermana pequeña de "La Paqui".
Hechas las presentaciones, empieza el laborioso tema de fijarla.
Ante todo, se ha de estar quietecita y ser paciente. La base bien sujeta es lo que permitirá que más tarde pueda vestirme y desvertirme sin acabar con ella en la mano tras un mal movimiento o el típico vestido que decide encasquetarse y arrancar todo lo que encuentra a su paso.

Un poco más de laca, un poco mas de pelo de muerta, dos ganchitos más y obra faraónica finalizada.
¡¡A maquillar!!
Lo que más me gustan de estos maquillajes es que hacen que estés guapa pero no son en absoluto neutros ni aburridos. Al contrario, se trabaja muy bien el óvalo de la cara con bases en distintas tonalidades para que al ir el pelo retirado se vean unas bonitas proporciones, lleva pestañas postizas y para enfatizar el ojo externamente en un tono ahumado se aplica lápiz blanco en el interior.
















A una novia no le falta detalle, así que manicura y pedicura.
No iba a subir foto del mini pie hermoso que tengo pero tras comprobar que este tipo de dedos son los que caracterizan al llamado pie griego, y todo lo que tenga ver con Grecia (clásica) me fascina, me dejo de complejos de pies a los que se les debería vetar llevar sandalias y aprovecho para darle las gracias a la chica que la pobre estuvo metida casi debajo de la mesa de maquillaje para poder pintar las uñas.















Siguiente paso: Calzado y velo.
Evidentemente para los desfiles cuanto más altos sean los tacones muchísimo mejor, porque no solo ayuda a soportar convenientemente la largura de los vestidos sino que también estiliza.
Eso si, no le recomiendo a ninguna novia que se suba a los 15cm de no ser porque esta loca por los Louboutin y no puede prescindir de ellos ni por un día (además ahora han sacado una fantástica colección para tan especial día pero con el distintivo de la suela azul) o se casa con un jugador de la NBA. El día será largo e intenso y nada lo puede estropear más que un terrible dolor de pies.
Y por supuesto, el velo. Hay mil opciones: de mantilla, a modo de casquete años 20, a la siciliana, de tul, muy princesa por un día a la americana, medieval, tradicional como marca la religión judía...
El caso es que favorece y complementa.
Eso si, más de un susto se ha llevado algún que otro novio al descubrir que le habían dado cambiazo de novia al retirarlo.
Para desfile, es un quita y pon, así que se debe quedar sujeto al tiempo que debe ser fácil de retirar sin destrozar en exceso la peluquería, por ese motivo, junto a la vestidora siempre aguarda uno de los peluqueros.
Retoques finales en el vestido al tiempo que hidratan las partes del cuerpo que quedan visibles.
Prohibidisimo embadurnar de crema todo el cuerpo porque impediría desvestirse con facilidad para el siguiente look.















Matizar y enfatizar con brillos. Dos propuestas yuxtapuestas sobre el rostro que funcionan a las mil maravillas.
Zona T = Polvos traslucidos
Sien y tabique nasal = Toque de brillos
No me digáis que no es ideal el envase en forma de corazón de la crema nacarada de la firma Kiko.















Anillazo de prometida.
Como a veces hasta que comienza el desfile una se aburre y no sabe que hacer comienza a deambular. Esta vez decidí hacerme un estilismo lujoso-hiphopero.
Cuando me vio el estilista casi le da un infarto, había arramblado con la joyería al completo.















No solo a través del desfile certificamos que los vestidos de Pepe Botella quedan de maravilla sino que además los testamos y damos fe de ello. Aguantaran una intensa noche de bailes desenfrenados.
¡¡Listas para el show!!
¿No os parece un anuncio de "Buscamos a nuestro Jacks"?
Cualquier propuesta de matrimonio a dejar a continuación en la sección de comentarios.

domingo, 14 de marzo de 2010

Comienza la cuenta atrás

Última semana del invierno.
7 días para las playas de Valencia.
2 semanas y media para Miami.
20 días para las fiestas de Pascua.
En un mes, Marruecos....
Y paro de contar que me emociono tanto que entran las ganas de enfundarme el bañador por casa, sacar el autobronceador y darme unos baños con la sal marina de cocina en la bañera.
No es para menos. Más teniendo en cuenta el invierno que llevamos.
Woman´Secret tiene preparada su colección para esta próxima Primavera/Verano 2010. Plagada de flores liberty, que sin duda será el estampado que arrasará la temporada, las más que conocidas y grandes amigas rayas marineras, y como no, toques de encaje.
Y así la mostramos en una presentación que nos hizo a todas pensar en los próximos días de bonanza a la espera de que al fin podamos lucirla por la calle.
O en la playa.
Tengo todos los estilismos apuntados y sin duda, las pamelas y sombreros (Biennnnn. Con lo que me gustan) son imprescindibles.
Me encantaba el contraste de nuestro tono neutro blanquecino de quien hace mucho no le da un rayo de sol, con el mar de bañadores, pamelas, pañuelos al estilo cubano anudados a la cabeza aguardando para el comienzo del desfile.















¿Pequeños trucos para un look veraniego?
Fijaos bien en el cartel explicativo donde se les indica al equipo de maquillaje las sombras a utilizar y como se deben aplicar.
Además, toda la paleta de colores marcada por las variantes del coral que dan un aspecto, como dicen ellos, "muy jugoso".
Pues eso, que no hay nada que un buen brochazo de colorete y un labial no consiga hacernos trasladar a otras latitudes.














Peinado para acompañar tan fresca imagen: Una gran trenza de aspecto asilvestrado y larga hasta la cintura.
Evidentemente, para mi peinado adjuntaron en el casting a la rata "Paquita", famosa a fuerza de venir a casi todos los trabajo, ya conocida como La Paqui entre los del gremio.
Ella, se porta estupendamente. Como yo no tanto, a veces no queda fija del todo y tengo al equipo de peluquería constantemente revoloteando para controlar que cada pelo siga en su sitio. Revuelto, pero no destrozado. Una cosa es tener aspecto campestre, y otra, parecer que acabas de salir del pajar.
Y si no, mirad por favor, la cara de Sonia Marina diciendo: Como le tenga que venir a poner dos ganchos más, esta no pasa por el detector de metales del aeropuerto.
Todos míos.
Por suerte, siempre hay chicas que con su estupenda melena ahorran esfuerzos....para de vuelta, venir a retocarme algo que sale de su sitio.














La colección, ni que decir que nos tenía enamoradas tanto a las modelos como a las vestidoras que revisaban cada look para hacerse la lista mental de sus próximas adquisiciones.
Algunas lo tenían tan claro que querían y como querían ponérselo, que hasta se llevaron las fotos procedentes del fitting para ir a la tienda con ellas a modo de catálogo. "Póngame esto en la 38, por favor".

Y vosotras ¿Ya tenéis preparados los looks para esta primavera?

miércoles, 10 de marzo de 2010

Merecido descanso

Un comienzo de año con fuerza. Tanta que no llevamos ni tres meses y tengo la sensación de haber vivido, como poco, seis.

Así que este finde pasado, más merecido que nunca, en busca de paz y tranquilidad, a las montañas, al valle de Benasque a ponerme las botas más feas que nunca jamás antes compré pero con las que me podría ir de expedición al Himalaya y no perder los pies, a tomar calditos Aneto para reconfortar este estómago acostumbrado a las "delicatessen" aeroportuarias, hacer voto de silencio, recorrer todas las pistas de la estación de Cerler, con y sin ventisca, perdida al estilo Monos (de esquiar, claro) en la Niebla y destrozarme un dedo de la mano.

El pulgar derecho que espero recuperar cuanto antes. Esto va dirigido a los antropólogos que mantienen la teoría de los cuatro dedos sobre la evolución de la mano humana debido a que ya no necesitamos trepar. Trepar no, pero menos mal que los dispositivos electrónicos van a hacer que perdure.









Para una cura de descanso, nada como escoger bien el hotel que por unos días fue como mi casa.
El equipo del Hotel Aneto, no pudo estar más atento.
María Gil no solo se encargó de sus responsabilidades como relaciones publicas del Grupo Valero, sino que me trató como a una amiga de toda la vida, mostrándome el nuevo complejo, las antiguas historias de las tres generaciones predecesoras en el negocio, las anécdotas de los huéspedes celebres que no dudan en repetir en sus balnearios, y como no, todos los secretos de obra y decoración del nuevo espacio a cargo del artista multidisciplinar Vicente García Plana.

Lo tengo decidido, me cambio de valle invernal. Que vayan reservando la 238 para la próxima temporada.














Mis imprescindibles para una jornada de esquí: Buen desayuno (El mejor que he probado. Estaban de muerte los pastelitos de manzana) , protector solar (Como si lo regalasen. Imposible llegar con una sola marca de gafas sobre el rostro), una tarde de piscina (calentada mediante energía solar. No se han escatimado inversiones para utilizar energías renovables) y masajes (Con ventosas. Fantástico, eso si, tengo la espalda como si me hubiesen sometido a un concurso de mordiscos) para compensar el esfuerzo físico....
Que no estilístico.
O si, todo depende de los ojos con que se mire.
Desde luego el Street Style en pistas merece un apartado especial.















Esta temporada brillan con fuerza los cascos y gorros divertidos.
De acuerdo, no pido que las estaciones nacionales recuerden en glamour y modelitos de terraza a Aspen, ni muchísimo menos, pero basta ya, las fregonas y los cuernos están más vistos que el tebeo.
Lo más ahora son las cabezas de animales.....lástima que se me escapase fotografiarlas.














Para animalario, el de pelucas. Aquello parecía una convención de Llongueras.
Que barbaridad y cuanto pelo. Visto lo visto deben funcionar muy bien para aislar de las bajas temperaturas.














El "vale tudo" o lo que es lo mismo: los snowboarders desconocen que es una mamarrachada cromática.
No importa si combina o no, lo importante es ser el más llamativo del lugar y por supuesto que todo te venga tres o cuatro tallas más grande.













Y las chicas snowboarders. Aunque no lo parezca, ahí abajo viven dos.
Se nota que el universo Agatha Ruiz de la Prada vive en ellas.
Como todo lo bueno, acaba. Adiós a las botas ortopédicas, bienvenida de nuevo a los tacones.