martes, 27 de octubre de 2009

Ponte en mis zapatos

El Bolsillo de Celia hace tiempo me transmitía sus dudas y preocupaciones de como se sube una a zapatos de infarto y no muere despeñada en el intento.

Pues muy fácil, rodando montaña abajo en muchas ocasiones.

Lo cierto es que cuando te adentras en el mundillo para desarrollar carrera como modelo, el tiempo y la experiencia calzada por todo tipo de andamios es lo que mayor seguridad te aporta.
No hay otra.

Cuando se entra por la puerta de una agencia a la que se acude con motivo de posible representación una de las cosas que os van a pedir, si os ven posibilidades, es que desfiléis para ver en que nivel de "patosismo" os encontráis.

Por suerte, sobre todo para los agentes, la era taconazo de vértigo como máxima en estas últimas tendencias, ha hecho que el público en general haya mejorado muchísimo.
Aun así no es lo mismo salir con temple junto a las amigas montada en unas clon de Balmain que llegar a un trabajo y descubrir que nueva proeza se les ha ocurrido crear a los diseñadores de calzado y sobre todo si será tu talla.

Desde las agencia se suelen impartir unos cursos para que las futuras modelos comiencen no solo a sentirse cómodas y resueltas sobre los tacones sino que aprendan el vocabulario que posteriormente utilizan los coreógrafos para designar cada movimiento y a su vez también conozcan pequeños trucos sobre como retirar una prenda mientras se desfila, dar la vuelta a un abrigo en caso de que sea reversible o contonearse con vestido de larga cola.

Parecen conceptos anticuados por lo que vemos hoy en día en las grandes pasarelas pero no solo de esos trabajos se nutre la agenda de una modelo, así que nunca sabes cuando te serán útiles.

En mis comienzos, por supuesto también asistí a este taller de aprendizaje: "Como subirse a unos tacones sin parecer pato Donald-Nivel 1". Posteriormente: "Subida en tacones me muevo armoniosamente sin parecer un poste de telefonía -Nivel Medio". Para rematar con un "Sueño con la Bundchen y me como los km de pasarela que me pongan por delante -Nivel Excelente"

Conmigo parecía complicado porque los únicos tacones que había visto en mi vida habían sido en el zapatero de mi madre y desde lejos, aun así lo consiguieron. Chicas, no os desaniméis y seguid intentándolo. Convertios en las Naomi Campbell del pasillo de vuestras casas.

Las que deseen hacerlo como auténticas profesionales de la moda también pueden acudir a estas agencias-escuela. Hay tal reclamo que se han preparado cursos impartidos por profesionales e integrados por las mismas materias que se dan a una futura modelo pero para chicas que solo desean hacerlo por mejorar su aspecto o autoestima.

Sin duda las complicaciones surgen en directo al llegar a un fitting y comprobar que tu pie es demasiado grande o demasido pequeño para las tallas disponibles. Suelen intentar solventarlo mediante plantillas o prestando en la medida de lo posible la horma del zapato.

De todos modos, los imprevistos, ese don que caracteriza nuestro mundo, pueden hacer acto de presencia bien porque los zapatos son prototipos y en medio del desfile se parte el tacón, se te sale el talón porque te vienen enormes o sale disparado un metro más allá, y lo único que puedes hacer es no poner ninguna cara y seguir adelante con la misma seguridad y firmeza que si no hubiese ocurrido nada.

Para evitar este tipo de situaciones nada agradables (ni para la modelo ni para el diseñador que quiere que salgo todo a la perfección) se realiza un ensayo previo con el calzado del desfile y así se aseguran que no resbalan o que todo el mundo esta capacitado. El día del fitting no se caminan demasiados metros y a veces no resulta tan fácil cuando te enfrentas a 20 o 30 metros de recorrido.

Si deslizan se aplica una especie de lija o bien se ralla la suela del zapato. Dependiendo del material con el que este cubierta la pasarela se utilizan diferentes soluciones. Por ejemplo en aquel desfile de Gucci con la pasarela tapizada en pelo, la suela de los zapatos se forró con velcro para tener mayor agarre.

Otras cosas, por desgracia, no tienen solución. Los miedos.

Siempre recordaré una presentación de Chanel que comenzaba bajando unas escalinatas. Una de las modelos, muy jovencita de origen portugués, que encima había acudido con su madre porque era una de las primeras veces que viajaba, estaba entre nerviosa y excitada (claro, ¿y quien no?) en los momentos previos. El caso es que hacen un primer ensayo cada una calzada con nuestros propios zapatos para memorizar la coreografía y todo estupendo. Pero cuando la repetimos con los zapatos del desfile le entró tal clase de pánico que al borde del primer escalón le empezaron a temblar las piernas y no pudo bajarlas. Con lo cual y tras varios intentos, ella sumida en unos llantos incontrolables, la cancelaron.

Al final todo este tipo de anécdotas ocurren en el ámbito laboral. ¿Pero y cuando hemos de salir a la calle con todas esas obras, adoquines y rejillas de ventilación haciéndonos la vida imposible? ¿Como salvar la situación?

Pues a mi no me miréis porque no tengo truco alguno.

Pero si que un día una de mis mejores amigas y yo creímos morir de un ataque de risa precisamente y gracias a unos zapatos. Plena temporada de desfiles en París y nosotras que salíamos de uno para otro nos cruzamos a un estilista super estilosa española que con dos castañuelas se había enfundado unos zapatos de....(pasando de decir la marca)... que ni para las modelos durante el desfile fue fácil mantenerse de pie. Pues bien, ella sorteando los adoquines, avanzaba, agarrada a la pared, recorriendo los pocos metros que le quedaban para alcanzar la carpa donde se celebraba el desfile mientras nosotras mirábamos aquel espectáculo sin dar crédito.

Sencillamente hay guerras que nunca se podrán ganar, así que evitando batallas. ¡Los zapatos planos al poder! (jejjejejejej, ya que estamos aprovecho y reivindico)

P.D: Por cierto, Celia, tus dudas sobre maquillaje aquí o aquí. La solución esta en posts anteriores.

sábado, 24 de octubre de 2009

Te falta un cable

O dos. Porque para conseguir tan espectacular colección de accesorios creada por el diseñador de moda y complementos Eugenio Loarce para HP uno ha de hacer acopio con el cableado general de casa.

O bien como es el caso de la empresa informática dar a conocer su nueva linea de impresoras "wireless" o lo que es lo mismo, sin cables, mediante el envío de la información vía bluethoot.

Bajo el eslogan "El cable ha muerto ¡Viva el cable!" se presentó en el espacio Shoko la colección mediante una soporte muy especial. Un conjunto de bailarinas que posaron estoicamente mientras los asistentes las rodeábamos para observar detenidamente cada pieza.
A más de uno vi tomando nota.
¿Que estarán tramando?













La verdad es que es sorprendente el acabado y las infinitas posibilidades de uso que presentó Eugenio.
Algunas partes del cableado, conectores o enchufes, integrados junto a tejidos para conformar cada pieza.
Como este broche o el bolsito de evidente inspiración romántica en los que pese al tamaño de los componentes de procedencia reciclada no desentonaban en absoluto.
A los invitados al evento se nos hizo participes a la hora de aportar nuevos diseños y usos para el cableado en vía de extinción.
Aquellos que complementasen su look de fiesta mediante cables obtendrían su premio:
Un sorteo para un viaje a París.
Yo soy la organización y los envío a Japón, ya que allí el cableado de TODO es externo.
No veas lo bien que se lo pasarían los creadores cortando tramos para insertarlos en nuevas combinaciones.
Y estos son sin duda mis propios ganadores de la velada:
Jose del blog e-coolsystem.net con su pajarita al más puro estilo smoking reversionado y su acompañante con una original diadema tocada, por supuesto con cables.
Gracias al evento y al momento, "Hola, estoy sola", conocí a los autores de muchos otros blogs en los cuales también podéis disfrutar de su propia crónica de la pasada velada:
¡¡Encantada Chicos!! A ver si coincidimos en el futuro.
A la derecha, otra de las asistentes con una ingeniosa margarita.






















No solo de complementos vive el hombre y la mujer.
Y si el futuro de la tecnología pasa por darle una patada al cable habrá que sacar mucho más partido de este.
Así lo hace la diseñadora Raquel Moreno López, especializada en el reciclaje de diversos materiales que cobran nuevos usos y formas.
Por cierto, si estáis de paso por Madrid os invito a que conozcáis la exposición dedicada al ilustrador Arturo Elena en el Museo del Traje por sus 25 años relacionado al mercado de la moda.
Hay que ver en vivo y en directo los originales para todavía valorar más y mejor su trabajo.
Cuando compraba el Cosmopolitan por el 94 lo único que acababa rescatando del contenedor de reciclaje eran sus dibujos. No solo eso, cada invitación que ha llegado a casa la sigo guardando.
¿A que va a ser que lo que anhelaba era convertirme en una de sus protagonistas y por eso estoy hoy aquí? (jejjejejej)
Feliz Fin de Semana.

miércoles, 21 de octubre de 2009

La nueva colección de W´S

¡¡Cambio de temporada!!
Por si no os habíais percatado la climatología ha dado el espaldarazo total y final al verano ese que resulta llegar todos los años por estas fechas (¿Es de San Miguel? ¿O eso es solo la cerveza? Resulta que como tengo una agenda atea este tipo de información se me escapa).

Hablo por mi, pero ya iba teniendo ganas de cambiar el armario y pasar por las tiendas a ver que hay de nuevo.
Por suerte (y trabajo) puede ver la colección (y desfilar, parte) al completo que esta temporada O/I 09-10 encontraremos en las tiendas de Woman´Secret.


No hay trabajo con convocatoria matutina que se precie en el que no nos reciban con un buen desayuno.



Bocadillos de Jamón (restan)4-Naranjas peladas 15



Yo que llegué un tanto acatarrada y ofuscada mentalmente (ya se que está más de moda contar que puede que sufras síntomas de gripe A pero lo mio ha sido un resfriado corriente y moliente. Tampoco quiero ser tan fashion) tuve que conformarme con un zumo de limón recién exprimido con miel, unos cuantos zumos multivitaminas, varios cafés y drogas de farmacia para ver si me despejaba.


Además íbamos a desfilar con niños pequeños y para estar con ellos en buena sintonía antes que comience el desfile te los tiene que camelar jugando, así cuando se desprendan de mamá para ir con su "mamá" modelo de adopción momentánea no se lanzaran a la moqueta a berrinche limpio.



El cocktail vitamino-cafeínico surtió efecto y lo que comenzó como una mañana de borrasca mental acabó por ser la tertulia habitual de los backstages.



Con algunas de las compañeras hacía muchísimo que no coincidía o al menos no con el tiempo suficiente como para compartir cotilleos, planes de viaje, temas de estudios....

Hasta que dan el toque de queda y hay que trasladarse a la zona de camerino.

La presentación para el mercado Europeo se inicia con una exposición de producto que posteriormente aprecian los asistentes durante el desfile.

Mientras tanto en el vestuario silencio total, o al menos eso se intenta, y mucha laca. ¡Venga otra ración de laca! ¡Estamos que la regalamos! Fijaos bien en los peluqueros que van revisando una por una para que nadie se escape.

Después llegan los retoques de maquillaje facial, como es habitual y corporal, ya que aquí no hay prenda que oculte cualquier defectillo.

Con algunos maquilladores, que nos conocemos desde hace siglos, nos llevamos un cachondeo tremendo. Esta vez mientras distribuían la crema corporal para dejar la piel bien nutrida y con aspecto satinado les cantaba en voz bajita (y ronca) un tema del cuplé español de los 50 titulado: "Tócame, tócame....Que tengo frío".

Nos moríamos de la risa porque en su cabeza había algo que decía: Que fricky esta Mayte. Pero los frickys son mis amigos con los que hice un viaje en coche y descubrí materia musical desconocida hasta entonces.
























Esta temporada encontraremos en las tiendas no solo las habituales colecciones de lencería, homewear y streetwear sino además botes para la cocina o moldes para hacer galletas, pasteles y magdalenas inspirados y decorados con la galleta navideña.


¿Y la receta? Buscando, buscando...La encontré.
Que dulce regalo para estas próximas navidades.

Se acaba el tiempo de hacer reportaje gráfico para dar paso al desfile.
Tres, dos, uno, música, luces y dentro la primera chica.


Abre el desfile Godelive junto a una pequeña de tres añitos y el público se arranca a aplaudir.

Se nota que la colección ha triunfado de antemano durante la presentación verbal pero las prendas en vivo y en directo ganan más.

Nosotras, sonrientes y juguetonas visualmente con el público, vamos entrando y saliendo con los "outfits" asignados, seis cambios por chica, todos ordenados con sus complementos por perchas para que las vestidoras nos ayuden, pero lo que al principio esta dispuesto perfectamente acaba por ser una montaña de prendas.

Con el estres se van lanzando los conjuntos ya exhibidos y las pobres vestidoras sobresaturadas a la espera de que entres de nuevo para pasar al siguiente cambio van dejando donde buenamente pueden las prendas anteriores.

Termina el desfile. ¡Un éxito!

¿Y que hacen las modelos mientras todo el equipo se dedica a recoger aquel jaleo?

Pues fotos de coña para pasar a la historia.

En esta colección Woman´Secret ha incluido un repertorio de prendas de lo más picantonas.
Sujetadores y braguitas con aberturas estratégicas que mediante un sistema de delicados lacitos pasan de estar cerradas a abiertas.

Por cierto, todo hay que explicarlo. En los desfiles se considera que mostrar las posaderas con un tanga o transparencias excesivamente explicitas no resulta ni elegante ni atractivo, así que se suelen forrar dichas prendas o superponer a otras más opacas.

Como es el caso de esta foto. No la ampliéis que no conseguiréis ver nada (jejjejejeje)


Al final todo vuelve a quedar en su sitio y la presentación continua su ritmo mientras nosotras salimos despidiéndonos de todo el equipo hasta la próxima ocasión.

domingo, 18 de octubre de 2009

Retorna la Polaroid

Marieta, del Armario de Marieta, me dejaba un link el otro día con la siguiente noticia.
Copio y pego del artículo publicado el pasado día 15 en El País:
"Ya es oficial: Polaroid resucita. La empresa Summit Global Group asumirá la fabricación de las cámaras y la gente de Impossible Project producirá la película desde una fábrica en Amsterdam. La empresa Polaroid entró en una definitiva bancarrota en 2008 y su licencia fue comprada en mayo por otra compañía por 87,6 millones de dólares. El auge de la foto digital arrinconó a su cámara, que imprime instantáneamente la imagen. Ahora volverá a las tiendas en 2010 con modelos digitales y analógicos. También se fabricarán cartuchos de película para los viejos modelos. El proyecto, además de ofrecer novedades permitirá a los antiguos propietarios de una cámara volverla a sacar del armario."

¡Que bien! Después de todos los lamentos que había suscitado, al fin alguien compra la patente y decide de nuevo comercializar el producto.

Este verano descubrí que mis llantos por el cierre iban en dirección errónea. La cámara que siempre había llamado Polaroid resultaba ser que si, hace fotos instantáneas, pero es de FujiFilm, aunque encontrar película también se había convertido en un reto sin saber el porque, hasta que voy a una casa de fotografía profesional y veo que en sus neveras donde conservan todo tipo de rollos y filmes había unos paquetitos que me sonaban.

Tras una larga explicación me cuentan que el modelo en concreto que tengo se ha convertido en una rareza por no ser apta para la salud ya que prohibieron su comercialización, solo en Europa, debido a unos remaches fabricados en no se que material (¿Criptonita?).

A cuadros verdes y con los ojos fluorescentes me quedo.

El tema es que al fin podremos volver a utilizar las polaroids en el universo de la moda como se hacía antaño. A destajo.

Como esta, tras una sesión de fotos para un gran centro comercial marroquí en la que decidimos inmortalizar la jornada, que por cierto se convirtió en jornada nocturna al decidir descorchar unas botellitas de vino. Casi nos tienen que sacar con carretilla del plató. De hecho cuando llegamos al centro de Casablanca encontrar un lugar para cenar fue misión imposible.

Al final acabamos en un bar-disco que los propietarios son españoles comiendo tapas y bailando Peret. ¿Porque cuando ya no hay donde ir, sea donde sea en el mundo, acabamos en un bar Typical Spanish?

Las polas también son muy útiles para los cambios de imagen.

Como por ejemplo esta disparada por mi agencia de París tras cortarme el pelo (y salirme unas ojeras del ocho. Todo hay que decirlo) en el patio tan estupendo que tienen pero en el que hacía un frió en pleno febrero. ¿Como no iba a poner mala cara?

Este material es muy útil, aunque no lo parezca o creáis, para los clientes que hartos de vernos desvirtuadas, a mejor por supuesto, mediante maquillaje, peluquería, estilismo y photoshop, reclaman vernos al natural.

Y si es en bikini y con fecha del día que se realizaron, mejor que mejor. Sin trampa ni cartón.


Otros no solo las utilizan como herramienta de trabajo sino por placer pese a hacerlo en el ámbito laboral.

La polaroid surcando los mares muy entregada al acting se realizó durante la sesión de un catálogo de prendas de baño en el que la gran mayoría del equipo acabó arrojando por la borda hasta la primera papilla ya que el mar estaba un tanto picado. Por suerte el fotógrafo y yo aguantamos sacando adelante como buenamente pudimos la producción.

A este fotógrafo le encanta viajar con su cámara polaroid para inmortalizar momentos de la sesión como fotos extraoficiales que colecciona y que le inspiran posteriormente para buscar esos acabados en las fotos de la propia sesión en cuanto a color y texturas.


Para los desfiles son útiles a morir ya que son la referencia y guía para las vestidoras a la hora de ayudarnos con el rito del vistete-desvistete a mil por hora y dejar la composición de prendas idéntica a como el estilista la había elaborado.

Estas en concreto pertenecen al desfile de IberJoya, en el que además se sigue un protocolo para seguridad máxima de las piezas de alta joyería.

Se crean dos salas contiguas y comunicadas de backstage. En la del fondo, donde nos cambiamos las modelos y en la siguiente los joyeros aguardan con las piezas, cada uno con un número asignado según el orden de salida junto a una polaroid nuestra para que puedan reconocer a la modelo correspondiente que lucirá el diseño.

De ese modo llegas a donde están ellos, sales a desfilar, regresas donde esta tu joyero y retiran la pieza antes de pasar al siguiente cambio.


Las polaroids gustan tanto en el mundo de la moda que hasta se sirven de ellas durante los eventos.

Cartier celebraba la colección de pulseras solidarias y para inmortalizar el momento regalaba a sus asistentes polaroids de aquella noche disparadas por los chicos botones míticos de la casa.

Con esta noticia por parte del nuevo fabricante regresa la era polaroid.

Preparen sus máquinas, recarguen...¡¡Disparen!!

jueves, 15 de octubre de 2009

Estudiando Chivas

Con su cuarta temporada va camino de convertirse en el evento del otoño madrileño.
The Chivas Studio consiste en una plataforma para presentaciones de diversa índole en lugares efímeros creados de manera excepcional cada año y con una ubicación totalmente diferente.

Quien quiera estar al tanto de su programación y se pueda hacer invitar, pasen por aquí.

La dirección a anotar esta temporada es San Blas 4 .
Allí nos plantamos el elenco de modelos que formamos parte del desfile del diseñador Baruc Corazón, al que casi matamos de un susto cuando aparecimos con unos super moños crepados en la cabeza y maquilladas con los labios en un tono violeta oscuro casi negro.
El diseñador todavía no había marcado al equipo de maquillaje y peluquería, de la pelu Juan Por Dios, las pautas de como deseaba el look y ya estábamos cinco de nosotras listas.
Resulta que llegábamos directas desde otro trabajo y como más bien íbamos escasas de tiempo, nos enfundamos rápidamente nuestra ropa y salimos dirección al espacio Chivas tal cual.
Imaginad, las cinco con los pelos tan cardados que tocaban el techo, super maquilladas y metidas en un coche. No había semáforo en el que no nos mirasen.
Por supuesto retirar, desmontar y comenzar de nuevo.


La colección es un homenaje al smoking en versión femenina en bicolor al contraste en blanco y negro con algunos detalles en fucsia.
Apabullantemente bonita...y sexy ¿Acaso no estamos tremendamente arrebatadoras las mujeres cuando nos adueñamos del armario masculino?
Durante el ensayo, presenciado por Julia Martinez de Telva compartimos opinión a bote pronto.
Iba yo desfilando de ensayo que a la que me paro en la marca para posar frente a la prensa, me dice: "Te ha tocado el más bonito". Me giro y asiento con la cabeza. Continuo el recorrido previsto por el coreógrafo y realizador. Mira que no soy de esas modelos a las que les importa si salen la primera o la última de la fila, si vendrá el diseñador a darles un beso o si llevan los conjuntos que todos sabemos atraerán a la prensa y se convertirán en imagen de la jornada. En cambio estaba en lo cierto y eso que todavía no había visto casi nada de la colección. ¡Que ojo tienen estas estilistas! Para que luego digan que su trabajo lo puede hacer cualquiera.
Y a la vuelta sin para de caminar le confirmo: "Lo se desde el momento en que probé la primera pieza el día del fitting"


No me pidáis que suba imágenes porque no las tengo, en cambio y apoyando mi teoría de los looks que gustan como macarrons de Ladureé para merendar con te, hoy ha salido en varios programas de televisión.
(Gracias a los que estáis atentos enviando mensajitos, aun así no he visto nada).
Martina Klein, Judith Mascó y Clara Alonso, celebritis y madrinas del evento fueron las encargadas de abrir y cerrar el desfile.
Claro que no siempre las cosas duran lo que se espera. Martina tras su primera vuelta portando el bastón regreso con él entre sus manos pero con las letras completamente desmontadas a modo de rompecabezas. Menos mal que ocurrió en un tramo en el que no había público sentado.
Pero lo de Clara fue todavía más divertido ya que en el interior de la chistera que lucía venía su nombre rotulado. Cual fue la sorpresa que al quitárselo lo llevaba impreso en la frente. De esto tampoco puede hacer foto porque no se dejó creyendo que la subiría al Facebook. Pero si yo no tengo Clarita. Claro, que esta el blog. No se que tiene mayor peligro.







Esta temporada la decoración ha corrido a cargo de Mario Severini. Por lo poco que pude hablar con él el espacio de por si es insólito ya que se trata de galerías subterráneas bastante laberínticas en las que no había nada en absoluto y que han conseguido transformar en un local de lo más interesante en parte debido a su distribución que provoca desorientarse fácilmente.
Una manera diferente de vivir este excepcional otoño.
¡No dejéis de pasaros!

domingo, 11 de octubre de 2009

Protocaal, photocall....¡¡O como quiera que se llame!!


Tengo un amigo que dice: "Si ponen Protocal, no voy."

Para él el protocal, que suena a medicamento antijaqueca, consiste en los segundo más tremendos a los que puedes someter a tu cuerpo si no esta acostumbrado a posar frente a una pared de fotógrafos.

A la entrada de cada evento es realizada una exposición de posturitas por parte de los invitados frente a cámaras fotográficas y televisivas para recoger imágenes del listado de convidados solemnes, v.i.p.s, petardos o carroñeros, según quien, cómo y para quien se celebre el magnánimo evento.
De ese modo la prensa obtiene instantáneas de los invitados sin tener que estar por la fiesta persiguiéndolos y a su vez esas imágenes sirven como posterior publicidad del evento.


Lo más característico de un photocall suele ser una pared en la que se expone el nombre de la firma o empresa que ofrece el evento, en ocasiones, acompañado de otras empresas vinculadas o patrocinadoras.


A un lado, la prensa. Al otro, el panel de la casa y en medio, por un caminito, tú.

En ocasiones esperas en una fila ritual debido al gran números de invitados populares que acuden, y aquí como en todo, también hay jerarquías. Llevas un ratillo esperando, le has preguntado a la persona de prensa y medios si pasas ya o esperas a que agoten la batería de la cámara con la anterior que se está deleitando con un repertorio de poses que ha estudiado por la mañana frente al espejo pasando hojas del Vogue París y memorizando. Te dicen que un segundin, y bueno, como un segundin no es nada, esperas, aunque no te fijas mucho en la que ocupa en ese instante toda la atención para no caer en la tentación de ponerte a hacer lo mismo.

Entre tanto, te giras y encuentras a un conocido al que saludas. En ese instante, ya se te ha colado alguien, porque la fila no termina donde estás y como todos han de pasar, si no eres tú, serán otros.
Mira, si funcionase con numerito como el de la carne en los supermercados esto no ocurriría.

Así que has desandado lo avanzado.


Parece que los protagonistas colones, aunque relevantes, a los cuales están volviendo majaras con tanto "aquí, mírame aquí, un segundo por favor, aquí en el centro, un poquito a la izquierda, guapos, guapos, no dejéis de dedicarnos una sonrisa, aquí...." van a invertir el tiempo justo y necesario y salen a los tres segundos de haber entrado.


Bien, es tu turno, estiras la ropita para que quede todo en su sitio, metes tripa, afilas sonrisa y cuando vas a dar el paso decisivo, un brazo te frena.
Ha llegado la estrella del evento: Presentador/a de la celebración, personaje internacional, actriz del momento, novia del hombre más deseado del planeta.....

El caso es que te tienes que esperar, eso sí, vas a ver en acción a un profesional de los de verdad ante la situación al que llaman desde cada esquina, piden que pose, dedique saludos, y los aquí, aquí, please, para tal revista, guapísima, una más, otra, aquí por favor, se multiplican por mil convirtiendose en un aullido acompañado de clicks, clicks, clicks a velocidades infernales para captar la mejor y más excepcional imagen.

En alguna ocasión ante el nerviosismo de la prensa se ha producido alguna que otra avalancha de acoso mientras disparaban con sus cámaras con la consecuente salida despavorida del protagonista. ¡¡Qué miedo, no!! Tú toda ideal con un vestido en el que no te puedes contonear más allá de un ápice y has de salir corriendo por patas. Imposible, te devoran.


Al fin, te toca. Tu más comedida, primero porque para posar ya posas en los catálogos, segundo porque como personaje de quinta regional que eres y el interés que causas es limitado, casi mejor no intentar acaparar los instantes de otros, y tercero porque el calor de los focos es aplastante y no hay manera más tonta de comenzar la noche con la cara a churretones. Así que entras, saludas, das las buenas noches y tras unos cuantos plis, plis, plas, das las gracias y te vas.


Prueba superada. La experiencia y el temple son buenos amigos para salir airosa.

Pero ¡ay de ti! si segundos antes se te acelera el corazón y comienzan a sudarte las manos. Mala señal.
Puede que sin darte cuenta te metas en la foto de otros, porque como ya no oyes, das dos pasos y sin pretendererlo te encuentras bajo los flashes. Otras coges la mano de tu acompañante que bien había avisado que no iba a pasar por el ritual, pero no importa, tienes su mano aprisionada, estiras y entra contigo. Esa persona más nerviosa que tu ha entrado en el estado catatónico que provoca tanto gritillo y sin darse cuenta, la mano que os une está siendo estrujada y retorcida. Tú con cara de dolor y entre risillas le confiesas al oído: "Socabron a este ritmo de estrangulación sanguínea me vas a tener que dar de cenar esta noche". Y ya está, han pillado una foto de lo más íntima y tienes novio nuevo.

Lo peor de los nervios es el descontrol, sin duda. Tu toda mona con tu look (cosa que yo decido ese mismo día y sin pruebas anteriores...jejejej... Muchos riegos que luego hay que solventar en el último segundo. Qué grande es el invento de los imperdibles), nada, tranquilita, sin taquicardias, ni manos sudadas, entras y algo en tu interior hace que se encasquille el músculo facial dejándote morro de asco al sonreír u ocularmente se te dispare un ojo que no paras de guiñar.

¡¡Por Dior!! El momento más ansiado de la temporada y tu eres un cúmulo de tics.


Al final un photocall más, un photocall menos, más guapa, o con los ojos de recién levantada, carece de toda importancia. Aun así siempre hay anécdotas.

Justo esta foto sentada en el diván de Moët & Chandon tiene su propia historia.

Pasarela Cibeles de no sé qué temporada. Desfile de José Miró. Apertura de la jornada a una hora en la que no se debería presentar ninguna colección. Salgo de casa hiper apresurada, pero como yo con tacones no camino si no me pagan, me monto en unas bailarinas, meto en el bolso los botines y ya me los colocaré a la entrada del recinto. Hasta ahí el pan nuestro de cada día.

Mi sorpresa llegó en el instante de cambio de zapatos. Saco ambos y descubro que son extremadamente iguales, no consigo discernir cual va en el pie izquierdo. Pero es que no había pie izquierdo, había cogido dos botines del pie derecho...jajajajjaja. Eso me pasa por tener zapatos repetidos.
El tema era que con las bailarinas no quería ir, así que dije: "Por mis santos pelos que me los enfundo". ¡¡Oh!! Y tanto que lo hice, es más, toda la mañana deambulando por allí como si nada.
Eso si, ahí queda esa foto para el recuerdo del día que me puse unos zapatos del mismo pie.

Tras haber inventado este deporte de riesgo, ya me he procurado para no practicarlo de nuevo.


Y es que un photocall siempre te puedes imaginar cómo es pero hasta que no lo ves y lo pasas, 
nunca sabes como resultará.

domingo, 4 de octubre de 2009

The last it bag

Después de ver en repetidas ocasiones a la celebridades del panorama internacional portando un bolso en lona con la conocida sentencia "I´m not a plastic bag", y tras ser convertido en accesorio fetiche por las fashionistas al punto de agotarlo, y lo que todavía es más importante en el ranking de relevancia y popularidad, sacar la versión made in el chino de la esquina falsificado, espero que nos haya quedado algo grabado en el subconsciente más allá de lo mono que era el bolso de por si, porque la era de la bolsa de plástico del Carrefour (nunca más apropiado, ya que son los que llevan la voz cantante) ha pasado de moda.




















En muchos países europeos hace tiempo que la medida va inscrita en sus costumbres. Junto a las cajas del supermercado reza un eslogan que dice así: Si te quieres llevar la compra más te vale traer una bolsa de casa porque si no te veo haciendo malabarismo con las latas de tomate y el paté entre los bolsillos de la chaqueta.
En París el tema ha surgido efecto y ahora lo más in es llevar dentro de tu bolso otro bolso. Por si las moscas.
Lo malo es que entre el paraguas, que ha sido desde siempre el cachivache oficial que nunca puede faltar en tu bolso, los zapatos de recambio, el mapa y ahora encima, el bolso que no es bolsa, cada día aquello es un totum revolutum mayor. Lo próximo que va a necesitar mi bolso es una guía del tesoro para encontrar los enseres.

Para que no ocupe tanto y sea fácil de portar, pero no de olvidar, han sacado prácticas bolsas que una vez dobladas no ocupan más allá de una cajetilla de tabaco introducida en un saquito de manera que no pierda la forma convirtiéndose en un paracaídas desplegado. Lo cierto es que como regalo, no está nada mal.Ya he recibido la mía y no voy a ninguna parte sin ella.

En Madrid la iniciativa ha sido cautivadora. Si llevabas al puesto 10 bolsas de plástico te regalaban una de tela para que de ahora en adelante la lleves contigo a hacer la compra.
Espero que todos aquellos que corrieron a casa para recuperar las bolsas necesarias que daban derecho a la nueva luego no se olviden de utilizarla.


Por cierto, al fin he podido ir a ver la película The September Issue.

Y que para que os voy a mentir, ni frío, ni calor. Supongo que esperaba algo con mayor controversia que ver simplemente el poder de una persona al decir no a algo y que todo el mundo lo acate si sale de la boca de Ana Wintour.

La peli-documental no tiene grandes datos a extraer. No se ve realmente como se crea una revista de moda ni para bien ni para mal, ni se desentraña nada especial, entrañable u odioso del personaje principal, ni visualmente es innovadora, ni aporta nada que no se conozca abiertamente. Como dice una amiga: Si te lo ponen en la 2 una tarde de sábado te das una siesta tan ricamente.

Supongo que eso le debe haber pasado en mente a un reconocido director de cine sentado en la fila de atrás a la mía junto a su familia, que a los 15 minutos de películas plegaban velas en dirección a otro lugar.

Y yo me pregunto (En otoño me paso la mayor parte del tiempo preguntándome cosas. Debe ser que como me levanto preguntándome si hará frío o calor, ya me quedo todo el día rumiando) ¿Se habrán pasado sus homólogas de cabecera a ver como cuece y enriquece La Wintour?